jueves, 13 de diciembre de 2007

La élite visionaria que redimirá a la humanidad

En el controvertido post “La Basura niuéy...”, Mauro Fernández esgrime argumentos convincentes y rotundos acerca de una visión new age (recogida en el anglicismo “niuéy” o “ñuéish”) de ciertas prácticas socioculturales apoyadas en la sólida convicción de que se dará a luz una nueva era, y de que esta nueva era será traída de la mano de niños especiales rotulados genéricamente bajo el concepto de “índigos”.

Entre los comentarios del mismo post, un comentarista (Jorge Mux) habría sido obligado a retractarse de sus dichos por acusar de “chantapufi” (entre otras cosas) a quien, supuestamente, sería una psicóloga que practica el diagnóstico de “índigo” sobre niños que concurren a su consulta psicológica, tal como se señala en este post. Más allá del absurdo que presupone una acusación y su correspondiente retractación en un medio como este (en el cual no hay, de ningún modo, garantía de identidad en la firma de los comentaristas), se ha señalado entre los comentarios que, si de verdad una profesional de la psicología realiza prácticas de esta clase en su consultorio, se está violando uno de los mandatos de la psicología como ciencia de diagnóstico y terapia. También se señalaron una serie de conductas esotéricas de la profesional (diálogo con piedras, visión de auras o “malas ondas” en un vaso de agua) que, si bien pueden deberse a peculiaridades de carácter de la profesional, en verdad parecen atentar contra la seriedad de sus prácticas en consultorio.


Pero aquí podemos levantar el grito en el cielo y preguntarnos: ¿Acaso una práctica, para llegar a ser científica, no necesita antes de una serie de procesos, hipótesis y marcos conceptuales que no existían antes de realizar dicha práctica? En otras palabras, ¿Cómo sé si lo que no es científico hoy, no lo será dentro de treinta o cuarenta años? ¿Cómo sé si aquellos a quienes se califica hoy de “chantas”, no son en realidad los motores del progreso de la ciencia? Después de todo, la mayoría de las teorías científicas irrumpen sin corroboraciones y en medio de incertidumbres epistémicas muy grandes. Se puede citar el caso de Newton como paradigma del científico lúcido y revolucionario que, sin embargo, jamás abandonó su costado místico y esotérico. O el de un matemático y astrónomo genial, como Kepler, quien conjugó las precisas observaciones del cielo con la metafísica platónica y la religión protestante. Repitamos la pregunta: ¿Es posible que esta controvertida psicóloga, en realidad, sea una científica revolucionaria?

En realidad la pregunta presupone algunas cuestiones básicas: Los cultores de los niños índigo, ¿Tienen interés en que su disciplina sea parte del cuerpo de la “ciencia”? Sí, lo tienen. Eso se puede ver en los esfuerzos denodados de muchos cultores de la indiguez para darle un sustento genético a sus propuestas:

Científicamente ya tenemos confirmación del cambio que aportan estos chicos, manifestándose en la activación de 4 códigos más en el ADN. Lo normal en los humanos es tener 4 núcleos que, combinados en sets de 3, producen 64 patrones diferentes, llamados códigos. Los humanos tenemos 20 de esos códigos activados que proporcionan toda la información genética. Exceptuando 3 códigos, que son los códigos de arrancar y parar como si fuese una computadora" (...) "aparentemente los niños índigos nacen con un potencial de activación de cuatro códigos más, que se denota en un claro fortalecimiento del sistema inmunológico" (Fuente: Formarse)

Está claro: pertenecer al bando de la Ciencia, vuelve respetable a una disciplina y la hace menos vulnerable al ataque de “chantapufitez”. Más allá de cuáles sean las fuentes citadas en ese pequeño párrafo (y aun si esa fuente de “confirmación” fuese apócrifa), hay un evidente interés en no quedarse afuera del sustento científico.

Volvamos a la pregunta inicial: ¿Es posible que esta controvertida psicóloga, en realidad, sea una científica revolucionaria? Respondamos: no es posible. Todo el resto de las afirmaciones que se pueden encontrar sobre los niños índigo son una chorrera verborrágica que toma casi sin crítica ni análisis elementos de una metafísica popular en conjunción con ciertas teorías (también metafísicas) de la empatía hermenéutica y del subjetivismo gnoseológico, cargadas de una profunda convicción redentoria pos apocalíptica, enunciadas en lenguaje metafórico e impreciso, y falto desde el principio de toda posibilidad de corroboración. Las afirmaciones sobre la naturaleza índigo no forman una teoría (ni siquiera una teoría inconsistente), los partidarios de este tipo de saber apelan a formas de conocimiento esotéricas y lanzan sin ningún empacho afirmaciones cargadas de contenido metafísico: “Todos son sanadores, sin excepción”, “Un niño índigo viene a elevar la energía del planeta”,” Son seres de luz”, “Algunos pueden decir, incluso, de qué planeta vienen”

Desde el punto de vista epistemológico, los adeptos de la noción índiga no aceptan ningún tipo de justificacionismo interactivo tal como se da en la práctica científica: más bien se habla de una élite de “índigos” y de “visionarios del aura índiga” que poseen facultades especiales (una especial empatía e intuición), imposibles de corroborar, pero que sólo ellos (como privilegiados) pueden reconocer. Por aquí se cuela un argumento para justificar el racismo y la segregación, además de ser un buen leit motiv para abandonar cualquier pretensión de búsqueda democrática, consensuada y comunitaria de un conocimiento intersubjetivo. Quien no pueda ver el aura, o quienes no tengan especiales poderes-índigo deben aceptar dogmáticamente lo que dicen otros (los elegidos), quienes sí tienen esos dones. De todas las prácticas oscurantistas que se puedan tener en una disciplina, esta es sin duda la peor: el mandato de aceptación por autoridad y jerarquía metafísica. Si existe una razón inequívoca para declarar como pseudociencia a la disciplina de los índigo, es precisamente esta última: el criterio de autoridad de quienes se autoinstituyen como “visionarios del aura índiga”. Es curioso, sin embargo, que entre los escépticos no haya ningún visionario ni ningún índigo. O que, mejor dicho, basta con ser escéptico para estar en la escala más baja de la jerarquía: en el lugar de aquellos que todavía no fueron iluminados por una nueva luz de conocimiento. Quienes pretenden discutir afirmaciones acerca de los índigo; quienes piden precisión o simplemente dudan de las capacidades esotéricas índigas, esos, sin duda, no son índigo. Pero nada nuevo hay en estas prácticas: desde la misma definición de "pseudociencia" que, desde hace muchas décadas, dan autores de epistemología (entre los cuales se puede citar a Mario Bunge), se previene acerca de este procedimiento, consistente en absorber las críticas y las refutaciones reconvirtiéndolas en malentendidos por parte del ocasional crítico o refutador.

PD: Existe una multitud de foros en los que la gente se pregunta si es índiga o no lo es, y ciertas misteriosas autoridades les responden de manera ambigua. Pueden encontrar una pregunta (hecha por el controvertido Jorge Mux en un inesperado español neutro) y la ambigua respuesta que más abajo le da una de las autoridades del foro. Parece ser que la escritura clara, fluida y sin errores de ortografía no es parte de los superpoderes de las personas índigo.

19 comentarios:

Bill Gates dijo...

En este link hay una nota:
http://digital.el-esceptico.org/leer.php?id=1806&autor=584&tema=31&bu=indigo

Allí se describe el proceder de psicólogos que se amparan bajo las doctrinas milenaristas. Cualquier semejanza con Silvina S. es pura coincidencia.

Bill Gates dijo...

Otra nota:

http://www.puntodepartida.org/article65.html

juancito laguna dijo...

Hola gente, primero me voy a disculpar con la redactora de este post, por las faltas de ortografía ya que se ve le pesan en su interior, mi excusa seria una mala profesora de lengua que hoy unos 15 años después me entero que esta desquiciada y con depresión.
Que se le va a hacer, perdón por la falta de ortografía.

Bandana, noto que recurrís mucho (como una especie de amparo hacia lo correcto) a la ciencia como un pilar discriminador de lo que puede o no ser aceptado como verídico.
Parafraseando a Fritjof Capra puede decirse que la ciencia ha fracasado. Iba a resolver el hambre y las enfermedades y no lo hizo, iba a resolver la guerra y ahora hay más que antes. Entonces reconozcamos que la ciencia tiene que pedirle la escupidera a la filosofía y aceptar que hay un orden en el universo. Un orden de cosas que la ciencia no resuelve y o tiene en vista desde un lugar muy lejano.

Quiero que se entienda que en lo particular una tipa que sale en televisión hablando a piedras no desvalida la sicologia si no que ratifica que toda esta ciencia es un fracaso rotundo ante las necesidades mentales del hombre, desde aquel rey cocainomamo de la sicologia ( y lo escribo sin “p” por que esta avalado) hombre enfermo y aturdido por la lujuria y la impotencia, que pretendió encontrar y destrabar algunos cerrojos de la cuca a esta tipa que habla con la piedras y retuerce el animo en el agua no hay gran diferencia.

Lo que también noto es que hay como un repudio inconciente ante algunas frases o alusiones que se hacen tan libremente en esta supuesta nueva era, como por ejemplo el repudiar que se diga “son seres de luz”. Me pregunto cual es nuestro grado de alineación que renegamos, por su simpleza tal vez o por su inaccesibilidad para nosotros de este tipos de palabras y afirmaciones. Lo que quiero decir es: Paremos un poco, bajémonos de la moto que no somos los sabios ni los conquistadores de ninguna verdad y respetemos un poco una simpleza tal, tan ingenua y hermosa como aceptar que un ser humano puede llegar a tener luz en su interior que puede irradiar energía linda, y con esto no estoy diciendo que tenga un foquito de 100 wats en el pecho ni de que sea índigo, si no esas personas simples que andan por ahí, seres libres que nos hacen sentir bien cuando charlamos personas cotidianas que tienen una simple forma de encarar las cosas. Ojala tengan o hallan tenido el gusto de tener gente que les cause esta impresión.
Creo que todos tenemos que propender a aceptar que hay cosas que, aunque la ciencia de hoy no habilito, existen y son para el bien de todos, tal vez ahí este la cosa esta de la nueva era.

Pd:Ahora si, conociéndolos, háganse un banquete con este comentario pero tengan en bien para no autodegradase festejándose en su intelectualidad de no usar la estúpida ironía.

Bandana dijo...

Juancito Laguna: no sé quién sos ni de dónde venís, ni cómo viniste a parar aquí.

Este post tenía una segunda parte, en la cual iba a hablar precisamente acerca de la visión de la ciencia que tienen personas como vos, pero no lo incluí porque se iba a hacer muy largo. Tu comentario me vino como anillo al dedo para incluirlo ahora, en esta plantilla.

Vamos por partes: "noto que recurrís mucho (como una especie de amparo hacia lo correcto) a la ciencia como un pilar discriminador de lo que puede o no ser aceptado como verídico."
No hablé de "verídico", ni de lo que "puede o no ser aceptado"; hablé de la diferencia entre algo científico y algo pseudocientífico. No sé a qué te referís con "amparo hacia lo correcto". Por otra parte, no recurro a la ciencia (habrás notado que no di una sola argumentación basándome en pruebas científicas), sino a la epistemología, que es una rama de la filosofía.

2) "la ciencia ha fracasado. Iba a resolver el hambre y las enfermedades y no lo hizo, iba a resolver la guerra y ahora hay más que antes"

La ciencia jamás se propuso resolver el hambre y las enfermedades. Si estudiaras un poco de historia de la ciencia y epistemología, sabrías que esto que decís es una enorme burrada. Eso es parte de la política, y en todo caso han fracasado las políticas, no la ciencia. No hay un solo tipo de ciencias, y no está dicho cómo hay que clasificarlas pero, quizás, nos estemos refiriendo a las ciencias fácticas, las que tienen como objetivos elaborar modelos teóricos para explicar el funcionamiento de ciertos sistemas. Para ello, se vale de una serie de consignas metódicas pero, fundamentalmente, de una doctrina consensual que intenta coordinar los aspectos nomológicos con los fácticos, mediados por aspectos analíticos.

Matar de hambre a una población, no entregarle medicinas y hacer una guerra son decisiones políticas.
Lo que puedo colegir entre líneas (pero esto es especulación, porque vos sos totalmente oscuro al respecto) es que confundís "ciencia" con "tecnología". Y me chantás que la tecnología no pudo resolver lo que prometió. Pero la tecnología es la parte práctica de la ciencia, y todo lo que se haga a partir de ella es una decisión política, no científica.

"reconozcamos que la ciencia tiene que pedirle la escupidera a la filosofía y aceptar que hay un orden en el universo"

Del (supuesto) fracaso de la ciencia, concluís que hay que aceptar un orden en el universo. Me gustaría entender ese razonamiento; es de todo menos claro, pero vamos a interpretarlo.
La expresión "orden del universo" es vaga y tiene tanta historia como la humanidad. No sólo es vaga; es incluso polisémica: "orden" se puede entender de distintas maneras. Una de las maneras de entender "orden" es "regularidad". Y precisamente, algo que es patrimonio de la investigación científica son las regularidades: analítica, nómica, fáctica y epistémica. A las regularidades nómica y analítica, se las suele llamar "leyes". Esas leyes son hipótesis de alto nivel que nos indican cómo se comporta un conjunto de hechos. ¿Satisface eso tu idea de "orden"? ¿O mas bien te referías a otra idea de "orden"? ¿Podés ser más explícito?

3) Cuando hablamos de psicología (o sicología) no hablamos necesariamente de Freud. De hecho, las investigaciones de Freud han sido muchas veces catalogadas de pseudocientíficas y el método psicoanalítico está severamente cuestionado. Tu error está en que identificás "psicología" con "el método de Freud".

Veamos la frase "seres de luz". Por supuesto que puedo entender el sentido metafórico usual y ordinario de esta frase: tal como vos lo decís, "seres libres que nos hacen sentir bien cuando charlamos personas cotidianas que tienen una simple forma de encarar las cosas" y comparto tu manera de llamarlos "seres de luz" o "seres luminosos". Lo que digo es que ese concepto impreciso del lenguaje coloquial no puede ser parte de una teoría científica y se presta a muchos equívocos metafísicos. Si lo tomáramos simplemente como "ser que nos hace sentir bien cuando charlamos", le estaríamos quitando una carga metafísica pero le daríamos una carga netamente subjetiva. Y así no puede constuirse un conocimiento intersubjetivo. Eso es todo lo que dije.

Finalmente, lo que tenía para decir acerca de la ciencia y no dije:

"Algunas personas se ponen en una especie de "vereda de enfrente" de la ciencia; suponen que la ciencia (sea lo que sea a lo que se refieran) es un sistema rígido, ciego y frío que no acepta ciertas verdades evidentes y que se complace en contradecir y refutar. Pero esto revela, la mayoría de las veces, un desconocimiento profundo y concienzudo de la naturaleza del conocimiento y la práctica científica.
La mayoría de los anti-cientificistas se arman una idea ingenua, torpe y errónea de lo que es la ciencia y hacia esa idea dirigen sus dardos; muchas veces con un vocabulario elemental, impreciso y falto de toda lectura relevante. No distinguen entre los diversos métodos que pueden tener las ciencias, y bajo el epígrafe de "La Ciencia" engloban tanto a la investigación pura como la aplicada y la tecnología. Tampoco hacen distinciones relevantes entre ciencias fácticas y ciencias formales, y dentro de las primeras tampoco les interesa distinguir las metodologías y discusiones de las ciencias sociales frente a las naturales. Desconocen que muchos de sus argumentos son débiles ecos balbuceantes de otras discusiones y batallas epistemológicas liberadas muchas décadas e incluso muchos siglos atrás.
La ciencia imaginaria hacia la cual estos individuos dirigen sus ataques es un positivismo extremo partidario de un mesianismo tecnológico. Esa ciencia pudo haber existido un breve instante, durante el siglo XIX, en algunos lugares del mundo en la época del positivismo naturalista, pero hoy es una caricatura poco menos que perversa. Es verdad que subsisten corrientes más o menos positivistas, más o menos optimistas con respecto al desarrollo tecnológico. Pero eso no convierte a la ciencia en un monolito hacia el cual todo ataque puede ser dirigido. Por ejemplo, cuando los anticientificistas se solazan diciendo que "la ciencia no pudo solucionar el problema de la contaminación", ¿se están refiriendo a las ciencias formales, a las naturales, a las sociales? ¿Se están refiriendo a un error metodológico, a un error de cálculo, a un error de aplicación? No lo aclaran; arrojan sus dardos a una concepción global, indeterminada y vaga.
Por otra parte, los partidarios de esta visión anti-científica, una vez que han construido una caricatura de la ciencia, lo suficientemente torpe y general como para poder arrojarle sus dardos, a veces recurren a ciertos logros de la biogenética o de la aplicación de los métodos estadísticos para validar sus propias tesis. En un arranque de esquizofrenia, a veces se ven tentados a utilizar metodologías y resultados de los que, por principio, manifiestan renegar."

(Tenía pensado hacer un post con esto; tal vez lo haga porque entre los comentarios queda muy largo.)

Lamento si estas observaciones te parecen demasiado "intelectuales" o "irónicas"; no conozco otra forma de argumentar que no sea la de exponer razones y fundamentarlas. Deberías pedirle a tu profesora de lengua de hace 15 años que te dé las enseñanzas que te adeudó. Pero sospecho que, si ya pasaron 15 años, tu inoperancia con el lenguaje y con el estudio de la epistemología ahora es responsabilidad tuya, no de ella.

Juancito Laguna dijo...

No me extraña que no sepas quien soy, ni que vine a hacer acá, por que de hecho no vine a hacer nada, al igual que vos, no caigamos en la tonta ilusión de que hacemos algo acá con las palabras, y soy, si queres poner un significado a mi existencia, cosa que es algo típico del comportamiento cúbico del humano, y con cúbico quiero decir que se encuentra cerrado por mas de un par de lados, alguien a quien se le antoja escribir y ver hasta donde puede una persona aferrarse a su paradigma y hasta donde ser obtuso. Esta persona puedo ser yo o podes ser vos, o valla a saber quien )

Yo no dije en ningún momento que era anti científico, dije que la ciencia había fracasado, y no es lo mismo, si podes darte cuenta. Es como decir que soy anti chatu carreta por llegar a decir que esta mulita gigante se extinguió. Claro que con tu razonamiento se puede decir por ejemplo que la culpa no es de los cazadores si no de la política que permitió la matanza indiscriminada, pero, donde esta la decisión moral e individual ante esto?
Un científico como primera medida tiene que ser alguien con valores morales determinados y para ser realmente científico y empírico analitico nómico tendría que hacer caso omiso a la política , cosa que obviamente no pasa.
En cuanto a esas las leyes que son hipótesis de alto nivel es lo mismo llamarlas de bajo nivel por que una hipótesis es una hipótesis y no creo que sea muy racional andar dándole niveles a algo que aun ni siquiera es factico. El hecho de darle un valor a algo posiblemente probable y catalogarlo de diversos modos no me parece un orden si no mas bien un intento desesperado de controlar lo que se ignora.
El orden es algo substancial y lo substancial no es comprobable en el campo de la experiencia externa que es en el campo donde la ciencia se maneja, un campo superficial y limitado. Acá es donde aparece la metafísica, que por cierto es anterior a toda ciencia. Y es en el campo metafísico donde se debe debatir las actuaciones de los seres humanos que les hablan a las piedras a los chanchos o que desparraman arcoiris en su aura y no en el campo de la ciencia limitada por preceptos que ellos mismo han aceptados como fundamentales para la demostración de la verdad
Por que si algo que la ciencia tiene ante todo es la ignorancia total ante el objeto que se encara y un empecinamiento tosco de resolver lo que pertenece al campo de la conciencia y del albedrío individual de cada ser humano.
ahora si queres saber sobre metafisica preguntale a los elfos, donde estan estan ahi detras del jardín del boludo de tu vecino. los vez?. no? bueno para la proxima. y si no hablale a las piedras, esta de moda.
Y yo puse a Freud como ejemplo claro de la estupidez de antaño repetida en el vaivén de los años por esta pelotuda que habla con toscas.
No, tus observaciones no son muy intelectuales no te hagas drama , cualquier dandi con una enciclopedia al lado te caza el mambo, no me refería a esa contestación por irónica si no posiblemente a la próxima que redactes que si va a tener un tinte irónico, pero eso ya es otro tema.
Y si te parece dislocada la respuesta, esta bien es por que lo es.. Pero sin embargo respeta un orden.

no soy índigo dijo...

Visité el link en el que Mux escribe en un castellano propio de un redactor de CNN y leí los comentarios escritos por gente que se autodenomina "índiga", y por lo que escriben y las cosas de las que hablan (dicen que Dios les dio una misión, que para ellos el amor lo es todo, que les duele la maldad, etc) me parecieron unos pelotudos bárbaros.

Bandana dijo...

Juancito Laguna: "cualquier dandi con una enciclopedia al lado te caza el mambo": ¿es tu caso?

2) ¿A qué paradigma pensás que estoy aferrado, cuando me tratás de "cúbica"? ¿Qué entendés por "paradigma"?

3) Los científicos asumen posiciones políticas. Vos también asumís posiciones políticas. No entiendo a qué te referís. Y tu argumentación anterior acerca de que "la ciencia no resolvió el hambre, las enfermedades ni las guerras" (además del tinte nazi con el que pueden ser interpretadas), es totalmente falsa: la ciencia ha encontrado la cura de millones de enfermedades y ha mejorado la calidad y cantidad de alimentos. Si eso no te consta, estudiá algo sobre la diferencia entre las economías de antiguo régimen y las economías desde el siglo XIX en adelante. El grave problema por el que se atraviesa actualmente (y se viene atravesando desde toda la historia de la humanidad) es el de la distribución de la medicina y del alimento. Ese problema es eminentemente político.
Hace pocos años, un grupo de científiocs de la Universidad de Tucumán descubrieron un bacilo que, incorporado a la leche, podía prevenir una serie de enfermedades importantes para la niñez. Los científicos que hicieron este descubrimiento regalaron la patente de producción del bacilo al estado de Tucumán, para que toda la leche de la provincia contuviera este descubrimiento y se erradicaran para siempre ciertas enfermedades que impiden el crecimiento. El estado tucumano lo que hizo fue VENDER esas patentes a Mastellone Hnos. y repartirse el dinero (millonario) entre algunos peces gordos del gobierno. Ahora, vos podés comprar esa leche a un precio de élite y La Serenísima la vende en Argentina con el nombre de "L Casei Defensis".
¿Dónde estuvo el fracaso aquí? ¿En la investigación científica, o en la gestión política?

4) "En cuanto a esas las leyes que son hipótesis de alto nivel es lo mismo llamarlas de bajo nivel por que una hipótesis es una hipótesis y no creo que sea muy racional andar dándole niveles a algo que aun ni siquiera es factico". Bueno, señor laguna, si lo que yo digo puede entenderse cazando una enciclopedia, pues cácela. Léala. Y de paso lea también "Fundamentos de filosofía de la ciencia", de Ulises Moulines; "Pluralidad y recursión", del mismo autor, "Exploraciones metacientíficas", del mismo autor; "Conceptos y teorías en la ciencia", de Jesús Mosterín. "La Estructura del Conocimiento Científico", de Lorenzano; "La Lógica de la Investigación Científica", de Popper; "La Estructura de las teorías científicas", de Suppe; "Estructura y dinámica de Teorías", de Stegmüller; "Matemáticas, ciencia y epistemología", de Lakatos. Una vez que lea esta estudiada selección que preparé para usted (espero que lo pueda hacer rápido, así continuamos dialogando), entonces entenderá lo que se dice con "hipótesis de alto nivel". Si quiere le puedo recomendar una bibliografía un poco más básica, pero usted dijo que "cualquier dandi con una enciclopedia me saca el mambo", así que supongo no le será difícil continuar dialogando conmigo. (Muchos de esos libritos que le recomendé están llenos de fórmulas; páselas por alto. No tienen menos de mil páginas cada uno, pero eso no es problema para usted. Algunos de ellos no se consiguen en español; están en su idioma de origen)

3) "Por que si algo que la ciencia tiene ante todo es la ignorancia total ante el objeto que se encara y un empecinamiento tosco de resolver lo que pertenece al campo de la conciencia y del albedrío individual de cada ser humano".

Para que no repita frases verborrágicas y avergonzantes como esta, le recomiendo que lea: "Lo mental como físico", de Edgar Wilson; "La mente conciente", de David Chalmers. "El Ojo de la mente", de Höffstadter - Dennet; "El problema mente- cerebro", de Bunge; "Materia y conciencia", de Churchland; "Signos Vitales", de Gustavo Agüero; "Intencionalidad", de John SEarle; "El Error de Descartes", de Damasio; "Investigaciones Filosóficas", de Wittgenstein.
Probablemente ahí encontrarás visiones muy completas acerca del tema "libre albedrío" y "conciencia". A menos, claro, que insista en querer refutarme con una enciclopedia virtual.

4)¡Estamos de acuerdo! Hablarle a las piedras pertenece al campo de la metafísica. ¿Cuándo dije lo contrario?

Ana San Marin dijo...

¿Este Juancito Laguna será pariente de Monseñor Laguna?

juancito laguna dijo...

Voy a leer lo que me propones, espero que el idioma original no sea japonés o hindi. por que si no lo lamento y no los voy a leer.
Una cosa, usted habla por los autores de estos libros o por si misma/o, si habla por usted misma/o es curiosa tanta necesidad de mencionar a otros autores estratagema y principio básico de quien no tienen voz propia. Eso es parte de su paradigma.
Ahora ya que estamos en eso de ofrecer lecturas. Aproveche y léase para balancear la cosa vió; “La india secreta” Paul brunton, “ Autobiografía de un yogui” de paramahansa yogananda, lea de paso “ les Secrets et Merveilles de la Nature, recueilles de divers autheurs et divisez en XVIII livres,etc…” Rouen 1651.J Wecker. E s el auto, este ultimo libro es como para que empeces a vislumbrar un poco otro mundo de la ciencia. Claro espero tenga suerte en encontrarlo, es un grimorio y usted debe saber lo escurridizos que sonestos libros, no? A tampoco esta en castellano.

Bandana dijo...

Juancito Laguna: por lo que veo, la sutileza tampoco es parte de la personalidad índigo.
Si yo le mencioné una profusión de autores no es porque no tenga voz propia; es porque usted dijo que "cualquier dandi con una enciclopedia me caza el mambo". Simplemente le muestro que lo mío no nace de una enciclopedia y, de paso, le muestro que he estudiado mucho al respecto y no soy una improvisada.

Ahora bien, trataré de buscar alguno de los libros que menciona y lo leeré. Espero encontrar argumentos mejores que sus pobres balbuceos.

Por otra parte, ¿de dónde saca usted que para mi no existe "otro mundo (además de) la ciencia"?

¿El maniqueísmo es parte de su conciencia superior y diferente?

Rosa O'Henry dijo...

Basta con los niños indigo y los de cristal, ya fueron. Ahora llegaron los niños de mierda, que son los abogados defensores de los anteriores.
Que lindos libros que recomiendan! Me voy a poner a leer.

Anónimo dijo...

Juancito Laguna:
después de leer tantos libros, no aprendió usted a escribir sin cometer tantos horrores ortográficos?

adam dijo...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

Jorge Mux dijo...

La persona que firma como "Juancito Laguna" está pateando la discusión hacia lugares inverosímiles, y lo único que revela es ignorancia.
Los libros que le recomienda Bandana son bien heterogéneos; de ningún modo se los podría clasificar bajo un único "paradigma", sea lo que sea que quiera decir Juancito con ello. Baste señalar la diferencia entre "Investigaciones filosóficas", de Wittgenstein y "La lógica de la investigación científica", de Popper. TAmpoco es lo mismo Chalmers que Wilson. Pero para el señor Laguna, todo eso le suena a agua del mismo pozo. Es incapaz de darse cuenta las sutilísimas discusiones que se barajan en esos textos; discusiones a cuya altura no llega el discurso de Juancito. Baste ver sus objeciones maniqueas.

Acusa a Bandana de intelectualoide, diciendo que "cualquier dandi con una enciclopedia le caza el mambo". Cuando Bandana le muestra sus lecturas (dejándole ver que no es una improvisada), él alega que "tanta necesidad de mencionar a otros autores estratagema y principio básico de quien no tienen voz propia". Por un lado, las críticas de Bandana le parecen superficiales, porque (según parece) se encuentran en cualquier enciclopedia. Pero si se le muestra que los dichos están sostenidos por más que una simple enciclopedia, entonces desestima ese saber, tachándolo de "estratagema". ¿En qué quedamos, Juancito? Es malo saber sólo lo que dice la Wikipedia; pero también (según su juicio) es malo saber mucho más que eso y citar las fuentes.

Y, para rematar las contradicciones, él despotrica contra quienes mencionan libros, pero no se priva de recomendar algunos (que nada tienen que ver con la discusión del post).

Por otra parte, no alcanza a ver aquello que le señala Bandana: confunde problemas políticos con problemas intrínsecamente científicos.

Yo a esta altura, Juancito, le recomendaría ya no leer una profusión de libros: le recomiendo que se busque un buen profesor de epistemología y que le dé unas cuantas clases teórico - prácticas. Si no lo hace por su bien, hágalo por quienes tenemos que padecer su pedante confusión al momento de leer estos comentarios.

un servidor dijo...

Ay, no sé che...
Pa' mí que hay niños indigo, porque si hay dinosaurios púrpura como Barney o hubo un capitán escarlata... porqué no, verdá?

Lo seguro seguro seguro, es que la jueza Barabadubudía es lo más grande que hay.

un servidor dijo...

Y ojo, que lo de Barney y el Capitán (que no es un tema de Spinetta) lo puedo demostrar científicamente.

Alcáncenme un vaso de agua.

juancito laguna dijo...

Jorge mux, me pregunto como sabe que los libros que recomiendo no tienen que ver con el post? Que dicho sea de paso es un post que se desprende de otros post, así que si ve y piensa un poco tal vez se de cuenta, por que doy por sentado que leyó los libros para firmar que no tienen nada que ver de que si tienen que ver con el tema.
Y por cierto usted tampoco interpreta bien los comentarios.

Willer Hansprow dijo...

(retirate Juancito, pasaste de la ternura a la lástima)

Jorge Mux dijo...

Juancito: "La India Secreta" y "Autobiografía de un Yogui" no parecen libros de epistemología. La discusión de Bandana es epistemológica. Ergo, nada tienen que ver. A menos, claro, que yo me haya dejado engañar por el título.

Ya sé que este post se desprende de otros posts; si usted mira un poco, yo tengo mucho que ver con el contenido tanto de estos posts como de sus comentarios; por si no se dio cuenta, parte de la discusión se desprende de un suceso que me ocurrió a mi entre estos comentarios.
Y usted acusa a Bandana de no tener voz propia por recomendar libros, pero usted también recomienda libros.