jueves, 31 de mayo de 2007

UN JUEGO SECRETO

Este post tiene solo la intención de alertar a todos sobre un juego que están llevando a cabo algunos cantautores.

El juego consiste en lo siguiente: Se juntan a conversar y a tomar y entonces en algún momento de la madrugada surge la idea de utilizar en alguna de sus próximas canciones una palabra rara.

El primer caso fue con el término: Concupiscencia.

Cada uno se fue a su casa para ver de qué modo la incluían en alguna canción. Los resultados pasaron desapercibidos para la gran audiencia, sin embargo, debajo del ritmo, de la armonía, de la instrumentación, y de cientos de palabras mundanas, asomaba quieta la Concupiscencia cumpliendo con su parte del plan.

Luis Eduardo Aute escribió una canción llamada “Anda” que en algún lado decía “Anda, deja que descubra los montes de tu mapa, la concupiscencia secreta de tu alma”

Lo siguió Joaquín Sabina en su canción “Besos en la frente” diciendo: “Yo que, en cosas del amor nunca me he guiado por las apariencias, en su cintura encontré una mariposa de concupiscencia.”

Finalmente Frank Delgado decidió llegar más lejos y no solo utilizó esa palabra en alguna estrofa sino que además tituló a una de sus canciones con ese término: “La concupiscencia es un gato nocturno con mil azoteas donde ir a parar”

Se dice que Serrat no encontró un hueco entre sus líneas (“o no tuvo huevos” dijo Pablo Milanés) para ubicar esa palabreja, y por eso lo siguen cargando sus pares.

Tiempo después, tal vez harto de las bromas, Serrat propuso un nuevo juego, esta vez un poco más riesgoso y que consistía en utilizar la palabra “Quiquiriquí”.

El desafío no cayó muy bien entre los músicos que estaban allí reunidos, ya que consideraban que Quiquiriquí era una expresión demasiado ajena a la poesía con la que solían tratar.

Finalmente el único que recogió el guante fue Joaquín.

Meses después el resultado del juego se pudo consumir en las disquerías.

Serrat cantaba: “¿Qué sería del gallo sin su cresta y su quiquiriquí?” en su desapercibida canción “Qué sería de mí”

Sabina respondía desde “Arenas Movedizas” con el siguiente verso: “Cuando el gallo a sueldo de la madrugada llegó con su quiquiriquí desperté soñando que viajaba desnudo con un maletín”

Se consideró un empate técnico.

Ahora el nuevo desafío se trata de lo siguiente:

Ver quién es capaz de colocar la palabra más moderna en sus próximos discos, por eso que no les llame la atención cuando escuchen cosas tales como: Microchip, Mp3, Antivirus, Firefox, Linux o todavía alguna cosa más de punta. Es más, están esperando que avance la tecnología para ponerse a escribir.

Dicen que Drexler corre con cierta ventaja porque va en esa dirección. Por otra parte Jaime Roos incluyó en su último disco la frase “gatillando el celular” como lo más moderno que pudo hacer. Sabina ya escribió “Fibra óptica y ladilla” en su canción “Máter España”.

Alguien nos dijo que Ismael Serrano anduvo preguntando con qué rimaba “Photoshop”.

Señores, estamos en medio de una guerra y a nosotros nos parece bastante traída de los pelos, sin embargo todo puede ser, ya que lo mismo habíamos pensado cuando propusieron Concupiscencia y Quiquiriquí y al final lo terminaron haciendo.

De todos modos este no es el único juego existente entre músicos, a medida que me vaya acordando de otros los iré comentado, aunque claro, no es tan fácil descubrirlos porque te distraen con otras cosas para no quedar muy en evidencia.

Saludos a todos y manténgase alertas.

13 comentarios:

Jorge Mux dijo...

¿Hay una especie de juego universal y banal entre rockeros y cantantes románticos con la palabra "amor"?

Rosa O'Henry dijo...

Ya nos deleitó Spinetta con su "tití portando un dulce exocet", y se comenta que no estaba participando de ningún juego, de puro inspirado nomás. La verdad que estuvo mejor en las revistas con la Peleriti. Bah, no sé, él tipo no para de crear, después se le ocurrio "Los socios del desierto" como nombre de banda.
Creo q al flaco deberías invitarlo a jugar, a veces le falta talento con las palabras pero se anima a todo.

Alito dijo...

Las rimas de Calamaro no son otro juego? Claro, los que lo siguen no tienen su nivel, aunque lo intentan (un Coti, x ejemplo).

Ariel dijo...

El cuadro de riña de gallos yo se lo robé a un tipo de México y ustedes me lo están robando a mí. A ver si se ponen las pilas porque con todo lo que me roban, el ancho de banda que me queda no alcanza ni para mantener la conexión de red. Yo pago por mi página, no como ustedes.

Mauro, el vagabundo... dijo...

muy cierto lo que decis y yo creo que tenemos que tener mas cuidado que nunca, Arjona ya esta llevando el juego a terrenos inquietantes y asqueros como por ejemplo cantandole a la menstruacion y a las señoras de mas de 40...

me pone nervioso el solo pensar que Sabina o Serrat quiera responder a esto...

<—X— dijo...

1. El grupo de (no se rían, cabrones) hip-hop flamenco «Ojos de Brujo» tiene un tema que dice así:

navegando en internete
por la calle principal
me has mandaíto un e-mail
y me he echao a taconear

2. Al único juego que juega Calamaro es a la ruleta rusa contra mi paciencia.

Sra. de Bonaparte dijo...

hay un grupo, que se autodenomina "Ahora", (el nombre de la banda ya te dice que es actual) que ya participo en el juego de palabras modernas, (o de tecnologia de punta, como sea) pero su tema va algo asi:

" Mandame un e-mail
Escribime un e-mail
si no te conectas al messenger"

y asi, habla sobre charlas por chat, hasta utiliza el termino "ausente" ...

ganaron el concurso entonces???

Marcylor dijo...

Mi guitarra y vos de Drexler ya mete alguna de estas palabrejas, repásenla. (Disco Eco)

Primo Louis dijo...

Catupecu Machu desafió a todos con lo de "abro el costurero", pero nadie recogio el guante y si, en lo de meter palabras raras, Spinetta lleva años de ventaja...

Leo Pé dijo...

No soy de hacer gala de john holmes con un pirulín. Pero me indigna que nadie haya mencionado a Ceratti, verdadero precursor en la utilización del diccionario para escribir letras de canciones.
Nótese que en la letrística ceratina (o sea, la casi poesía espinetiana noventosamente descafeinada) las canciones no incluyen palabras raras, sino que están construídas alrededor de ellas.
Explicar esto sería muy difícil y yo acá no estoy para avivar giles. Pero la incongruencia semántica de las frases de Cerati solo es posible dado su amor al puro sonido de las palabras y su relación con la melodía.
Por caso: "un señuelo/ hay algo oculto en cada sensación" no es una línea para decir nada a nadie, sino para que suene lindo ¿mexplico?.
García lo hizo en la canción "Serú Girán", pero mejor, y antes Huidobro, pero todavía más mejor.
Esto no merecería la condena moral, o la sugerencia conspirativa que insinúa Perdomo, solo dios sabe con qué fines y respondiendo a que oscuros intereses en la operación publicitaria de la industria musical.
Quiero decir: no está mal usar palabras raras, el problema es que el mejor resultado posibe -si no sos Spinetta- son las canciones de Cerati.

anonimo dijo...

Hola como va? buenisimo el post.. igual aca una bandita tambien entro en utilizar palabras modernas... para toda una "cancion".. dice cosas como
"Voy a pedirte que apagues el celular
Sin calidad digital, habla conmigo con tu voz natural"
y asi..

Mauro A Fernandez dijo...

palabras modernas? qué es eso?

pmi dijo...

Perdon, pero Spinetta escribió "Por" en 1972, esto en referencia a la letristica ceratina..las palabras usadas con gesto artístico deben significar y, además o entretanto, sonar... También al revés, claro.

Respecto de la terminología tecnológica en el cancionero spanish, el flaco metió "pixel" allá por 1985 en el disco Privé....como siempre se adelantó tanto que todos lo vimos alejarse como si estuviera atrás.