jueves, 7 de diciembre de 2006

UN DOGMA 95 PARA LA MÚSICA

Hace unos días estuve leyendo el manifiesto del Dogma 95. Para el que no está muy al tanto (y sin entrar en más detalles de los que yo mismo conozco por haber leído poco y nada sobre el tema) resumo que se trata de una serie de especificaciones dadas para realizar una película.

Este movimiento fue fundado por algunos directores en 1995 y desde entonces existe una especie de jurado que le brinda un certificado de autenticidad a los films si es que cumplen con las siguientes diez claras reglas.

1_El rodaje debe realizarse en exteriores. Accesorios y decorados no pueden ser introducidos (si un accesorio en concreto es necesario para la historia, será preciso elegir uno de los exteriores en los que se encuentre este accesorio).

2_El sonido no debe ser producido separado de las imágenes y viceversa. (No se puede utilizar música, salvo si está presente en la escena en la que se rueda).

3_La cámara debe sostenerse en la mano. Cualquier movimiento -o inmovilidad- conseguido con la mano están autorizados.

4_La película tiene que ser en color. La iluminación especial no es aceptada. (Si hay poca luz, la escena debe ser cortada, o bien se puede montar sólo una luz sobre la cámara).

5_Los trucajes y filtros están prohibidos.

6_La película no debe contener ninguna acción superficial. (Muertos, armas, etc., en ningún caso).

7_Los cambios temporales y geográficos están prohibidos. (Es decir, que la película sucede aquí y ahora).

8_Las películas de género no son válidas.

9_El formato de la película debe ser en 35 mm.

10_El director no debe aparecer en los créditos.


Me pareció absolutamente increíble, yo no sabía que esto era tan estricto y enseguida me puse a pensar como se podría aplicar el Dogma 95 a la música, y luego a la literatura, y más tarde a las relaciones afectivas, llegando finalmente al modo de gobernar.

No sería difícil discutir un manifiesto semejante para cada uno de los puntos. La discusión de fondo sería tener en claro qué es lo que se busca con esta reglamentación que va contra casi todas las libertades de un realizador, pero que como un juego, al mismo tiempo le genera algunas limitaciones al artista que quizás acaben por templarle la obra de algún modo.

(Estos cineastas dicen que buscan “la verdad pura”) con este tipo de cine.

Pregunto entonces cómo sería el Dogma de la música (si es que ya existe y yo no lo sé). Mi propuesta está abierta (falta hasta el nombre del proyecto) los invito a fundar las bases aportando algunos de los puntos del decálogo o a dejar este artículo en el olvido.

Saludos.

17 comentarios:

cacho girasol dijo...

siempre se trata de restricciones
recortar para quedarse con una parte del mundo, si no estás loco
tenés un dogma aunque no lo sepas
tenès un dogma aunque mañana cambie

Convidado de piedra dijo...

ajá; lo primero que se me ocurre es que los discos se graben en tiempo real y únicamente con lo que luego puedan reproducir en vivo sin artificios

Minerva dijo...

Algo básico:
1- Grabar todos los instrumentos al mismo tiempo (no mezclar pistas)
2- La voz al natural y sin retoques digitales (como utilizan TODOS los cantantes)
Y eso, nada muy original.

Alberto Giménez Arnau dijo...

Lo del Dogma 95 siempre me pareció una pelotudez, pero vayan mis propuestas para el campo de la música.

A las tres de minerva y convidado de piedra agrego la siguiente:

Todos los instrumentos deben ser acústicos y grabados al aire, no de línea. Prohibido aplicar distorsiones de ningún tipo. El uso de electricidad debe mantenerse al mínimo. Prohibido usar samplers, MIDI o cualquier elemento que imite sonidos de instrumentos. La producción de sonido debe ser preferentemente por medios estrictamente mecánicos: golpear, tañir, frotar. (O zapatear, para los bailarines de tap.) Si se justifica, se pueden usar theremines y otros instrumentos electrónicos que creen sonidos antes inexistentes, pero no imitar por medios electrónicos sonidos que pueden lograrse por medios acústicos.

Alberto Giménez Arnau dijo...

Dos comentarios a la propuesta de convidado de piedra de grabar en tiempo real (a) y de forma que se pueda reproducir en vivo (b) (a la cual adhiero).

1 (a). Los amantes del jazz saben que uno de los mejores discos de Miles Davis, "Kind of Blue" (y uno de los mejores de la historia del jazz) se grabó casi sin ensayos y en sólo dos sesiones.

2 (b). Una de las particularidades de la banda de rock sinfónico Yes de los años setenta es que grababan discos complejísimos en estudio y después se las arreglaban para sonar en vivo casi igual que en estudio. Toda su discografía es altamente recomendable, pero especialmente "The Yes Album" y "Close to the Edge". Y si realmente tienen cojones, "Tales from Topographic Oceans".

Diego Perdomo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con los puntos dados hasta ahora.
Quisiera agregar que estaría prohibido en este Dogma Musical todo lo referente a lo multimedia en la música.
No podría haber video de promoción,ni tracks interactivos en los discos (no sé cual sería el soporte correcto ¿vinilo?), ni pantallas en los shows.

Tampoco estaría permitido grabar covers. Este punto es casi tan discutible (aunque yo lo suscribo) como que en el dogma95 están prohibidas las películas de género. Motivo por el cual no fue aceptada el "Proyecto Blair Witch" como un film de Dogma pese a que casi cumplía con todos los puntos del decálogo.

Bandana dijo...

El problema es que el cine parece tener un componente narrativo cuya carga ideológica es muy diferente a la de los elementos musicales. Por ello, creo que una propuesta de dogma 95 para la música se parecería bastante a lo que Paul recomendaba hace como veinte posts. Es decir, nada muy interesante.

Mucho más me interesa la propuesta de Diego de un Dogma 95 para la vida. Espero que se me ocurra alguna propuesta para después de almorzar.

Alberto Giménez Arnau dijo...

Creo que abundando sobre las propuestas de Diego, deberían estar prohibidos todo tipo de coreografías o bailes escénicos y en el caso de las mujeres, vestirse de manera provocativa o sexy, ser bonitas, o apelar al encanto femenino antes que al talento para sacar chapa de "artistas".

Ah, esto no es Dogma 95, es una propuesta paralela: propongo se le prohíba a Julieta Venegas escribir canciones.

Alberto Giménez Arnau dijo...

Obvio que se prohiben: los "tributos a" de todo tipo, los imitadores de Sabina, Serrat y Silvio y las bandas Beatle y Queen.

Tuyo siempre dijo...

Arándanau y bandancha: cállense por favor si no tienen propuestas vayan a laburar manga de ladrones.

Tuyo siempre dijo...

"Me pareció absolutamente increíble"... Tampoco para tanto, pedorno...

Bandana dijo...

Si los cineastas dicen que buscan "la verdad pura", son unos pobres ingenuos.

alsina dijo...

Estoy satisfecho y aliviado
La pxxx me hizo bien
Y también me hizo bien
Haber llorado.

Poner “paja” para la versión Thull.
Poner “puta” para la versión Henry Miller.
Poner “pija” para la versión Zambayonny

Mauro A Fernandez dijo...

cosas asi se le ocurrieron a neil young, crazzy horse, y eso.
oeri mejor, mas relajado
no como juego, no como imposicion, sino como posibilidad, queseyo

tuyosiempre dijo...

Mauro, no te entiendo, no te entiendoooooooooooooooooo...

JB dijo...

Yo creo que el

1er objetivo seria el hecho de no hacer musica como un producto para vender

2do despojado de toda industria musical y sello masivo

3ro total manejo de los miembros de la banda

4to nada de modas ni nada de hacerse los rockstars

5to no salir en ningun medio masivo de comunicación

6to poner las entradas a precio razonable...

Saludos

JB dijo...

Ya que estamos, veanse el dogma "Los Idiotas" de Lars Von Trier, es muy recomendable...
Saludos