martes, 31 de octubre de 2006

odio

hoy vi el programa del cerdito
andi cusnesof

entra a la villa, besa a un pobre, antes
se hace amigo de los gendarmes
que hacen un cordón alrededor de la villa para cuidar lo que siempre
cuidan los que tienen uniforme
y siempre son amigos de andi cusnesof

entra cusnesof a la casa del pobre que recièn besó
observa que hay un televisor "tenès televisor"
dice "todos ustedes tiene televisor..."

no hay nada peor que andi cusnesof
yo prefiero a los nazis, lejos lejos lejos

muy lejos, los nazis
no tienen tantos programas de tele como los pergolinos
y su repugnante ideologìa no está protegida
por la repugnante conformidad de todos los que no viven en esa villa
y miran su televisor

yo quiero un programa en el que andi entra a la villa
y lo matan a patadas por una merca que debìa
yo me sumo, alguna patada le doy

yo odio mucho a estos pergolinos
los odio
porque son peor que la policia
peor que cavallo
peor que los nazis

esa pura mierda de la clase mierda
que es lo peor
un pelotudo que ya de chico era gracioso
y hacía reir a sus tìas
hermanas de sus padres psicólogos
què asco

12 comentarios:

Minerva dijo...

Es usted un poeta, Mauro. Si me hace un poema igual para Gastón Pauls (otro cerdito exhibicionista de las miserias de los otros para jugarla de "chico sensible"), le compro el libro, se lo prometo.

Bandana dijo...

Particularmente este programa de Kustneszoff, este pergolino, es el que menos cuidado tiene en ocultar sus pruritos de clase media acomodada. Los otros programas tenían eso de "a nosotros nos sorprende, pero fijate: por ahi al público le resbala". Acá Kusnetszoff no tiene empacho en mostrarse genuinamente sorprendido porque haya pobres con televisor (aunque eso lo muestre como el boludito que jamás entendió nada; aunque eso no le interese a nadie) y porque una fan de Diego Torres es capaz de todo (¡Horror! ¡De todo! ¡Qué dirán mis tías si ven esto!) por acostarse con él. (El buen Kustzneszoff le consigue entradas a cambio de una prenda íntima: tengo un programa de tv, puedo chantajearte a vos, que sos muy puta y a quien quiera, porque soy sienporsiento argentino y con poder en los medios). La periodista de sexo, Carla, le hace una nota a los profesores de tenis y no puede evitar 'la preguntita': ¿se te tiran muchas alumnas? (para ella hablar de sexo equivale a meter la cuchara donde pueda salir a la luz una infidelidad). Concluye su entrevista diciéndole a la señora cuarentona (sic) de clase media cornuda y estúpida: "después de todo, su marido le dice que está trabajando y por ahi está con su amante... ¿usted se va a quedar en casa? no, vaya a practicar tenis con este profesor y acóselo" (en su cabecita rubia todas son mujeres al pedo, que están todo el día en casa leyendo revistas de decoración o dándole órdenes al personal de limpieza; son cornudas, insatisfechas, y tienen un marido empresario. El programa es un manual de ayuda para personas en esa situación)

Alberto Giménez Arnau dijo...

Por fortuna, no vi el programa en cuestión (casi no veo televisión). No es ningún mérito, me resulta fácil: la televisión me aburre, sobre todo la TV de estas épocas, autorreferencial, autobombástica y estúpida. Recién hice un breve zapping matinal y al pasar por un noticiero me acordé del artículo publicado tiempo atrás por Mauro en este mismo blog, donde compara a los periodistas con los policías (tienen que leerlo, ese post es genial y en buena medida inspira este comentario).

Dos periodistas (EL y ELLA) comentan sobre el pedido de que haya bares para fumadores y no fumadores. El diálogo es más o menos así (no es literal, pero la esencia es esta):

EL: ... se trata de que la norma, aunque en sí es buena, no termine siendo represiva.
ELLA: Sí, porque después de todo no hay que olvidar que *ellos* saben que fumar hace mal.
EL: Sí, y además se trata de respetar a los que eligieron la salud y eligieron no fumar.
ELLA: Claro, porque no olvidemos que fumar es perjudicial para la salud.

Me dan asco estos locutores metidos a opinólogos, cuya opinión a nadie le importa pero que la dan igual, y que en realidad sólo "opinan" lo que está "bien", lo políticamente correcto, bajan la línea del pensamiento oficial.

Ay, el "periodismo" argentino. Si hacen la nota de un chiquito que espera un transplante o una mujer que fue mamá siempre hay una melodía suavecita de pianito de fondo, como para que todos sepamos que nos tenemos que emocionar.

Si es la nota de algún joven que murió asesinado, muestran su foto sonriente y se ocupan de hacernos saber que el joven era estudioso, lindo, bueno, practicaba deporte y no le traía problemas a su mamá. Si hubiera sido malo o vago, por ahí se merecía que lo mataran, ¿no? Como si todos los días no mataran en alguna villa a algún pibe chorro, feo y drogón (pero eso no es noticia). Como Blumberg, cuando opinó que la muerte de Sebastián Bordón era otra cosa, porque ese chico se drogaba, andaba en cosas raras.

Si hay un problema en un barrio, a darle cámara a todos los vecinos para que se desahoguen largamente por TV. Si hubo un asalto, le meten un micrófono al primero que pasa y le preguntan "de qué calibre era el arma", como si todos fuéramos expertos en armas. Jamás editar una nota, que se acortan y cuesta más llenar el tiempo. No importa la calidad de la "información", lo que importa es estar ahí, ahora, ser el único medio "en vivo", la inmediatez por encima de la reflexión.

PS: Así entre nosotros, ¿ustedes no sienten que Andrés Repetto, de TN, sabe tanto de política internacional como cualquier hijo de vecino?

EL kioskero tabarovsky dijo...

Una mezcla entre desiderio y ernesto cardenal. Hacé un libro así y te volvés el angel de las víctimas del paco.
Está bueno.

Anónimo dijo...

a mi me aburre toda esa cosa social... me aburren muchas cosas...

paunero dijo...

martin sicioli
nada
les hago acordar que existe
a la derecha del mismisimo cusnesof

wally dijo...

Sr. arnau, siempre he sostenido lo mismo con respecto al opinologo repetto.
Con respecto al periodismo en general en el pais, es lamentable la actitud de los panelistas en noticieros, en especial los de canal 9... escuchar los comentarios fachos del Dr. Zin, y el impresentabilisimo Feimann, quien no puedo entender como su repugnante figura puede seguir en la television. Y el carilindo y nada mas que eso de Claudio Rigoli, que no tiene la menor idea de nada,lo que expresa con sus comentarios estupidos y conformistas que realiza antes o despues de cada nota... saludos

Martín Mártir dijo...

çSigan así señores sigan así. dentro de un tiempo se van a tener que callar la boca todos o van a tener que reonocer que se equivocan o van a lamentar haber opinado cualquier cosa.

los 30 000 dijo...

Andi avanza, a veces
A pasos agigantados, casi nunca
En dirección equivocada, casi siempre

Se lleva todo por delante muy despacito.
Con sumisión disimulada
y gestitos de idea
(lleno solo el chupetometro?)

A pierna suelta
pantalon suelto
que no marque nada
aunq papa diga q el tamaño no importa.

Besa villeros haciendo caras
Besa culos sin asco
Besa chicas porq tiene camara
(es el gordito dueño de la pelota)

Andi va al arco y no lo sabe
se cree el numero 9
se cree el namber uan
y deja rastros de baba

Todo lo contradice
rebelde con patrón
pelado sin pijez
boludo a cuerda
a veces ocurrente

Pero todo se le ocurre mal
muy mal
tiene una lengua
que mata pobres
y divierte a nenes bien

Andi
en su retiro
abrira un circo
con
domadores de pobres
desnutridos equilibristas
payasos con sida
un comisario hombre bala
papa hablando de sexo
"el tamaño no importa"
y
despues
nada importa
caiga quien caiga

Nómade dijo...

genial todo!

tipo que dice lo que piensa dijo...

Me molesta que existan instituciones que "ayuden a los pobres". Esto quizá suene un poco facho, pero la cuestión es ésta: si vos sos el dueño de una institución que "ayuda a los pobres" es porque seguís pensando que siempre van a ser pobres (por ejemplo, la Iglesia Católica, el Estado), y que por lo tanto avalás y contribuís al sistema construido para los grandes empresarios.

Precisamente esto es lo que hace Andi Kustneszoff: un morbo con la pobreza, la minimiza a una cuestión banal (Ellos son pobres porque quieren, porque se compran televisor para ver a Diego Torres en vez de comida), y luego se hace amigo de los que cuidan al sistema, avalando este último. Tipos como él contribuyen a que las cosas no cambien, a pesar de mostrarlo "todo".

Ori dijo...

Pergolini y sus compinches, terribles hijos de mil putas.