martes, 20 de junio de 2006

puto el que lee

El copete de la nota de tapa del último número de la revista Viva de Clarín dice masomenos así:
"el 10% de los extranjeros que visitan Buenos Aires son homosexuales".
La nota se refiere a lo que se llama "nuevo turismo gay" o algo así.

El copete que cito en la segunda línea me dice que los redactores de viva son imbéciles, y/o demuestran -con razón- que el lector promedio de viva también es imbécil.

Como es mi costumbre, las razones para semejantes afirmaciones las doy después, ya que prefiero leer primero qué piensan al respecto los lectores del blog.

28 comentarios:

Gatubellita dijo...

Primera en comentar ¡otra vez!.
Mauro si, los lectores de Viva son imbéciles, no sé bien por qué, pero estoy segura. Hago mal?

Mauro A Fernandez dijo...

hacés bien, aunque habría que definir qué es un "lector de...".
porque la imbecilidad no dependería tanto de qué se lee, sino de cómo se lee.
la cosa en este caso sería ver qué tiene de imbécil el título ese que yo citaba, y por lo tanto, la transitiva imbecilidad a sus lectores crédulos y a sus redactores cínicos o... imbéciles.

luciano dijo...

Decir que el 10% es homosexual es, para mí, lo mismo que decir que el 10% tiene el número 1 en el documento. Pero supongo que revelar la identidad sexual de alguien hace feliz a mucha gente imbécil. Son chusmeríos baratos que, de alguna manera, se terminan metiendo en la gente y hacen decir muchas pavadas.

Hace poco me comentaron sobre un programa en el canal de "El gourmet.com" (o algo así) que existe un programa llamado "Cocina gay". Lo único que le da el nombre al programa es el hecho de que los dos conductores son gays, porque después cocinan cualquier otra cosa. De hecho, me parece que no existe una "cocina gay" como una rama de la cocina. Es un caso parecido. Entonces, podríamos decir que los televidentes de ese canal son imbéciles.

Concuerdo con Mauro cuando se refiere a la imbecilidad como "transitiva". Nada, pero absolutamente nada, es más transitivo que la imbecilidad.

emanuel dijo...

¿Podríamos decir que los televidentes de ese canal son imbéciles? ¿Realmente?

Mauro A Fernandez dijo...

la cocina gay es facil!
todo tiene que tener arriba un chorizo, o una morcilla, o un pepino, una buena batata...
y que brille. listo

Mauro A Fernandez dijo...

ps:
y de postre... torta!

gurrumín dijo...

El 90 % de los que hacen estadísticas estrambóticas son gays o imbéciles.
(lo dice un integrante del 10 % restante, lo cual le confiere autoridad para hace estadísticas estrambóticas)

Bandana dijo...

Con respecto al comentario de Luciano: hay un libro llamado "cuentos de mujeres", como si fuera un género literario. El femminismo es parte de la imbecilidad (del mismo modo que el machismo) cuando se confunden los caballitos de batalla ideológicos con las clasificaciones taxonómicas.

Bandana dijo...

La cocina gay tiene sentido si todo el tiempo estuvieran jugando con las metáforas que implican el chorizo, la morcilla, la batata o el pepino... No tiene nada de gay la comida en sí, pero ellos reafirman a cada rato que son unos divinos putos con fiebre.

luciano dijo...

Según el comentario que recibí, sí, juegan con esas metáforas.

otra vez luciano dijo...

Me parece que ese tal "gurrumin" es nada menos que Bandana.

Mauro A Fernandez dijo...

luego de estas simpáticas disgresiones sobre la vieja y equívoca teoría hipodérmica de la comunicación y sobre el putismo gastronómico, propongo retomar.
la pregunta que nos hice en el post es:
¿por qué es imbécil publicar -tal la tapa del útimo número de la revista viva- "el 10% de los extranjeros que visitan buenos aires son homosexuales"?

luciano dijo...

Mauro: el tono de tu pregunta suena como si ya tuvieras determinada respuesta (quizá explicitar esto sea una obviedad). De todas maneras, voy a intentar esbozar una respuesta propia. Es probable que la modifique.

¿Qué tiene de imbécil ese título? Si nos atenemos al título mismo y a su contenido, ¿no será que es imbécil porque el 10% de los extranjeros es una minoría muy pobre con respecto al total de extranjeros que ingresan, y nos preocupamos por la minoría? ¿O bien porque a los periodistas de otros países no les importa la identidad sexual de los turistas y a nosotros sí? ¿O, dicho de otra manera, qué nos importa la identidad sexual del otro? Qué se yo... desde mi punto de vista, esa información me parece totalmente superficial y estúpida, porque no me interesa la identidad sexual de los demás. Pero ésta es solamente mi visión de las cosas.

De lo que dije hasta ahora no sé qué se podría sacar en limpio.

A propósito, los de Viva tranquilamente podrían haber publicado esto: "Cuidado heterosexuales. El 10% de los extranjeros que visitan buenos aires son homosexuales"... Quizá esto sea poner explícito algo que viene ya dado a priori en la mente de quienes redactan este tipo de copetes.

Tomo una postura parecida a la de gatubellita (ver primer comentario): "los lectores de Viva son imbéciles, no sé bien por qué, pero estoy segura." Yo también estoy seguro de eso, y lo que intenté hasta ahora fue dar mis motivos por los cuales tomo dicha postura. Por supuesto totalmente subjetiva.

Diego dijo...

Yo creo que en la redacción de la revista Viva han considerado que el lector promedio de su producto puede llegar a preocuparse por este dato de color tan sexista, cambiante, prejucioso, ya que significaría que los homosexuales prefieren Buenos Aires y a su gente, por eso cada vez vienen más, y pronto la ciudad comenzará a preparar carnavales gays, cambiará el nombre de la calle Marcelo T. De Alvear por Oscar Wilde, la cocina gay (que sí existe y radica en todo lo que no sea una minuta) será lo único que se sirva en los restaurantes, nuestros niños irán al encuentro de los gays bajando de los barcos enormes y lujosos vestidos como en la Isla de la Fantasía, y lentamente todos nos haremos gays y entonces sí, descubriremos una bonita ciudad tan para putos como San Francisco tras esta fachada de urbe gris melancólica, tanguera, solitaria y peligrosa.
De todos modos la revista de Clarín ya se había anticipado a este fenómeno poníendole VIVA! de título a su revista que debió llamarse "Familia" o "Domingo en casa" o "Revista de lectura".
Dan ganas de balearse en un rincón.

Mauro A Fernandez dijo...

algo de lo que dice diego hay, si.
parece que la combinacion de varias cosas facilitan el desembarco de carne marica:
fomento del turismo en baires,
precios bajos,
cosmopolitismo porteño,
actividad cultural profusa y variada (tan cara a la famosa sensibilidad homosexual),
lugares de encuentro para putos preexistentes en la ciudad.

buenos aires da opciones: para un comilón inglés o alemán hay chongos peruanos,paraguas, santiagueños, y tambien blanquitos de palermo.
como es sabido en lugares maravillosos como tailandia o filipinas, la pobreza facilita el ejercicio sexual de los pudientes.
me imagino las publicidades de la secretaría de turismo porteña:
- "visitá buenos aires... el orto te va a quedar así..." (telerman y su arito, con los brazos abiertos)
- (plano contrapicado del obelisco) buenos aires, ciudad de machos,donde nadie se queda con las ganas... etc.

sin embargo, y más allá de estos razgos de hospitalidad que siempre han caracterizado a la argentina-crisol-de-razas,si creemos en viva, no es cierto que estén viniendo más putos que antes. la diferencia entre antes y ahora en relacion al putismo es siempre la misma: ahora y aquí los putos se esconden un poco menos, y vienen todos juntos en un chart con los colores del arco iris.

el título de viva apela a la ignorancia del lector.
la estadística (que no se verifica en ningún lugar del artículo) dice que el 10 % de los turistas que llegan a buenos aires son homosexuales.
por otro lado,las estadísticas que se hacen sobre preferencias sexuales en todo el mundo desde hace más de 50 años dicen que... ¡el 10% de las personas es homosexual!
es decir: los turistas son personas, y el porcentaje de putos entre ellos es el mismo que el que se verifica en general.
por lo tanto, el título de viva no revela nada, salvo la trampa apoyada en la ignorancia del lector (tal vez compartida con el editor, lo que no le quita deshonestidad)

Mauro A Fernandez dijo...

fe de erratas
donde dice:
(plano contrapicado del obelisco) buenos aires, ciudad de machos,donde nadie se queda con las ganas... etc.
debe decir:
buenos aires, ciudad de machos,un lugar para guardar dentro tuyo (plano contrapicado del obelisco).

Anónimo dijo...

Los redactores de VIVA son IMBÉCILES.
Clarín es un diario para imbéciles
pero sobre todo, un gran formador de imbéciles.

el periodista imbécil dijo...

Hola amigos.
Desde hace meses soy un lector interesado de este blog.
La verdad, creo que Clarín es un diario muy completo, tiene toda la mierda que el argentino promedio quiere leer.
Sin embargo,el de Clarín es un esfuerzo casi inútil, porque el 60% de los lectores lee solamente los títulos y las bajadas.
Salvo la sección deportiva, que un 50% de los hombres que lo compran lee con más cuidado.
Un 2% de público lee casi exclusivamente material cultural, y casi nadie de los que compran el diario lee las noticias de política, ni siquiera los títulos, aunque la mayoría de ellos declara que las lee en primera instancia.
La mayoría de los que compran el diario lo hace por los avisos clasificados.
Asique vuestra discusión es interesante, pero de poco peso.
Les cuento que soy periodista y, desde hace 3 años,redactor de Clarín. Muchas veces mi trabajo en este medio que vende imbecilidad me hace sentir un poco imbécil, cosa que tal vez le pase a todo en mundo en todos los trabajos.

Bandana dijo...

¿Cuál es la sección que escribe, sr. Periodista Imbécil? Por mi parte, no creo que Clarín sea un medio imbécil hecho por personas imbéciles y para imbéciles, a pesar de su propia apreciación desde adentro del sistema -lo cual le confiere cierta autoridad. Por lo que usted afirma, los imbéciles son mas bien los lectores (que sólo se entretienen con la parte deportiva o que fingen competencias que no tienen). No creo que usted sea imbécil, pero en el fondo tampoco creo que sea un redactor de Clarín. Por lo que usted da a entender con esas estadísticas, si se pudiera revertir que sólo el 2 % leyera notas culturales y casi nadie las notas políticas, la situación de imbecilidad disminuiría mucho. Me gustaría saber qué opina de Clarín en sí sin apelar a las estadísticas sobre lectores. Una cosa es la 'intentio auctoris', y otra la 'intentio lectoris'. Hábleme de la intentio auctoris. Si le place. Gracias.

el periodista imbécil dijo...

Ok Bandana, deme un rato para pensar. Es una respuesta compleja... Además estoy trabajando y usted sabe que el periodismo es un sacerdocio, y tiene sus urgencias

el periodista imbécil dijo...

clarín es el multimedio más poderoso del país: agencias de noticias,de publicidad, diarios, revistas, canales de tv, radios. el diario es desde hace mucho tiempo uno de los 3 de mayor tirada en español en el mundo.

por lo tanto, en la medida en que los medios son hoy el espacio público, clarín es la institución política más poderosa del país, lejos.
esta institución política argentina es tambien una empresa multinacional, su patria es el flujo de capitales.

su intención de autor es acumular capital, y esa es una tarea que implica hacer la política necesaria con empresas, gobierno, corporaciones y, en última instancia, con el público.
el resultado de esas negociaciones es el diario (y los canales, radios, etc).
es decir: el ejercicio periodístico es la tarea posible ajustada a esa necesidad editorial económica.

la oposición o la propaganda que se hace en relación al gobierno, por ejemplo, es la que se puede hacer en un equilibrio que implica ese juego entre corporaciones y una idea de independencia de opinión e información solo verosimil para lectores (o televidentes, o lo que sea) con cierto grado de ingenuidad, que son mayoría.

de alguna manera, los medios son el lugar para leer el estatus político, siempre y cuando se sepa leerlo. esta lectura implica muchas cosas, y está bastante más allá de el asunto de la autenticidad de la información.

solo muy excepcionalmente, casi por error, la prensa hegemónica dira algo que exceda esta enorme y delicada red de regulaciones.
dije red de regulaciones. por favor dejen de pensar en conspiraciones de directivas verticales que pastorean gente como ovejas. eso no sirve para entender nada.

esto no quiere decir que los trabajadores de prensa sean todos cínicos. algunos hay, pero la mayoría son funcionales. creen en lo que hacen. son tipos de clase media educados para sostener las ideas más pobres de la burguesía. bonelli no parece un tarado, es un tarado.

jorgemux dijo...

Me gustó el análisis, pero la forma de poner minúsculas después de los puntos me suena a otro escritor que ya ha deshojado su pluma por aquí. ¿Cómo, siendo escritor de un multimedio tan poderoso se permite escribir sin mayúsculas después del punto? ¿Cómo se llega a escribir en Clarín sin que, previamente, se espere que sus escritores sean carne y uña con la institución? ¿Cómo no desear escribir en Clarín? Todos conocemos los entretelones de las instituciones para las que trabajamos, pero... ¿Clarín? ¿Clarín no es acaso un paraíso codiciado por todos aquellos que lo critican? Todas estas dudas, y algunas más que me callo por pudor, me llevan a pensar que nuestro periodista de Clarín tal vez no sea periodista de Clarín; tal vez sea periodista de algún medio que desconozco y que sabe criticar con una tibia pasión a un medio en el que yo creía que publicar era un triunfo.

el periodista imbécil dijo...

bueno mux, ya que me descubrió y sabe quién soy, recordará que trabajé para la noble empresa mentada durante 5 años, entre el 97 y el 2001.
lo que pasa es que hay cosas que digo en este lugar público que no es conveniente que firme, porque comer hay que comer.

Jorge Mux dijo...

Ahora sí que tengo serias dudas acerca de quién es usted... Hasta hace unas horas estaba seguro, pero... ¿Entre el '97 y el '01? ¿será usted quien yo creo que es? ¿Todavía sigue comiendo de ese plato, o, como bien dice, lo abandonó en el '01? ¿Estaremos todavía en el 2001?

El Restaurador dijo...

La cosa se puso larga y confusa... y profusa también. Me cuesta sacar conclusiones después de tantos comentarios, pero sospecho que lo que esta pasando es lo siguiente: sobre el 10% de turistas invertidos que visitan buenos aires, el 5% son accionistas putos encubiertos que vienen a comprar acciones de Clarín para crear el multimedio recontraputísimo mas importante del mundo, en el que también estará incluido el canal Gourmet, con una programación absolutamente plagada de comidas para viciosos contranatura en la que se promocionará fervientemente comer carne de chancho. Ahhhh... me olvidaba ya de lo importante: la revista Viva se olvido aclarar q el 1,8% de los turistas que visitan argentina son pedófilos que vienen a disfrutar del los jugosos niñatos que habitan la villa 21 y sus alrrededores. Y esta es otra muestra mas de la expoliacion de las potencias extranjeras sobre nuestras riquezas, ¡nosotros tambien queremos disfrutar de nuestros niños!

panchito tarasca dijo...

_Nooooooo,.,.. restaurador te fuiste al karajo

el restaurador dijo...

panchito taraska, te cuento q a los boludos q hablan con la K me dan ganas de romperles el Kulo

Gatubellita dijo...

quedamos afuera del mundial
estoy más triste de lo que hubiera pensado y estoy diciendo esto en todos los blogs que puedo.