martes, 7 de marzo de 2006

Walker dijo que no sabía


Aun cuando otros videos muestran que estaba informado, Walker salió a decir que no sabía; que Katrina superó todas las expectativas y que, impredecible y arrebatada como toda buena mujer, reventó los diques sin que pudiera hacerse algo para evitarlo. Walker demoró la evacuación porque sus comandos de rescate estaban a dos mil kilómetros haciendo ataques preventivos como parte de tareas pacifistas en el país que antes era de un militar de medio oriente entrenado en los Estados Unidos y ahora convertido en escoria para crear el temor de un enemigo pequeño pero escurridizo y virtualmente invencible. Los traidores son volubles. Walker quiere imponer despóticamente su democracia y para ello necesita de todos los militares; para convencer a punta de pistola que la paz de la democracia es mejor que la falsa calma de la tiranía de un tirano puesto por él mismo. Pero es más importante un imaginario árabe barbado, antiguo amigo y ahora padre de todos los terroristas, quien hace cuatro años destruyó la sensación de inmunidad con un ataque ejemplar. Es más importante el enemigo imaginario que la naturaleza. Un hombre solo, con pocos amigos (para colmo, suicidas), un imaginario hombre solitario que aparece en repentinos videos o en sueños. No en pesadillas, en sueños; en esos sueños en los que a veces Walker está con su familia en una tarde de campo de cielo con arreboles, o con su perro de cuando tenía catorce años. Más importante un solo hombre, imaginario, un solo hombre con turbante, afable, a veces sonriente, que un Estado unido en la miseria y separado por agua, varios diques destruidos, cólera, leptospirosis y racismo. Ahora Katrina se convirtió en un vientito hediondo y gracioso; una flatulencia sin fuerza pero con rencor: lo que ha perdido en potencia lo ha ganado en veneno. Ahora no es más un huracán; ahora es una peste que avanza y tiene un nombre tatuado en la frente: OIL.

3 comentarios:

malinche dijo...

Estoy de acuerdo con que bin laden es un invento..... aunque el texsto me parece que confunde a Sadam husein con bin laden. Igual es cierto que walker bush no hizo nada por las víctimas del katrina.....

Tolosa "The Plate" Bishop dijo...

Algunos siguen hablando de Katrina - ¿son los mismos que festejan la noche de brujas? - hay un Katrina cada día en muchos lados disfrazado de distintos males y esos sí son culpa del presidente de EEUU.

JLM dijo...

YO VIVÍA EN EEUU DURANTE EL KATRINA, Y JUSTO ME ESTABA VOLVIENDO A BUENOS AIRES, PERO QUIERO DECIR QUE BANDANA TIENE RAZÓN, AUNQUE ALLÁ LA GENTE PIENSA DISTINTO, ES DIFÍCIL DE ENTENDERLO A TANTA DISTANCIA.