miércoles, 8 de abril de 2009

Viejo pero muy nuevito

Discurso de John William Cooke los días 27 y 28 de marzo de 1947, fechas en las que se debatió en la Cámara de Diputados la financiación del plan de gobierno 1947-1951, más conocido como Plan Quinquenal. Cooke habló como miembro informante por la mayoría de las comisiones que habían discutido el proyecto.

-El Plan Quinquenal de la revolución tiene tres enemigos fundamentales: los que lo combaten porque es el plan de la revolución, los que lo combaten porque es un plan, y los que lo combaten porque dicen que es un mal plan. La primer categoría la cosnstituyen los opositores sistemáticos, que en su deseo de hacer un mal al gobierno no contemplan la posibilidad de estar haciendo un mal al país. (...) Los que lo combaten porque es un plan, amparados en viejas teorías del libre cambio, constituyen la segunda categoría de enemigos. Y por fin, los que lo combaten porque creen que es un mal plan son los enemigos menos peligrosos, porque atacan al plan y no a la planificación (...) no hay ningún inconveniente en sancionar algún otro que pueda llevar a mejor convencimiento.

-Queremos dejar constancia que intervención ha habido siempre en este país, y sobre todo en los gobiernos anteriores a la revolución. El intervencionismo no es nuevo. Lo que es nuevo es el intervencionismo en favor de la clase necesitada y el intervencionismo por medio de la planificación, porque puede haber intervencionismo sin planificación y lo ha habido en este país.

-El libre juego de la demanda no es libre, ni es juego, como he afirmado algunas veces. Y aunque fuese libre y aunque fuese juego, igual es insuficiente para contemplar las necesidades que ha creado la evolución del Estado.

-No digo que con el Plan Quinquenal estemos a salvo de la fase depresiva de los ciclos, pero afirmo que cuando se produzca el ciclo depresivo ha de encontrar en nuestro país una economía armada en completa dinámica, y no una fácil presa sin recursos defensivos en los que pueda causar desastres que luego son difíciles de reparar. (Aplausos y vivas desde las galerías). El Presidente de la República, en la exposición que sobre el Plan Quinquenal realizara en este mismo recinto -que es una lástima que los señores diputados de la oposición no escucharan, pero que sin duda han de haber leído-, explicó la acción que los organismos creados bajo su inspiración en el anterior gobierno habían desarrollado para poder establecer las bases que permitiesen que nuestra economía fuese recibiendo en forma gradual, regular y planificada, los beneficios de la prosperidad y previendo los perjuicios de la depresión. Las crisis recién se advierten cuando golpean las puertas, y entonces van las caravanas a solicitar que el Estado defienda sus intereses industriales, comerciales o productores ¿Por qué no piensan que hay clases por lo menos tan respetables como ellas, que no se benefician de la prosperidad y se perjudican en la depresión, y que si ellas acuden en la depresión, aun en la prosperidad es necesario intervenir en favor de otras clases?

3 comentarios:

gabrielaa. dijo...

"El intervencionismo no es nuevo. Lo que es nuevo es el intervencionismo en favor de la clase necesitada y el intervencionismo por medio de la planificación."


aplausos

Mosto dijo...

está bien... pero hay algo que me parece confuso y algo molesto, que es el uso optimista que hace guillermo de la palabra revolución refiriéndose al peronismo.

cito:
"intervención ha habido siempre en este país, y sobre todo en los gobiernos anteriores a la revolución"

cierto que luego lo ablanda un poco, cuando dice: "No digo que con el Plan Quinquenal estemos a salvo..."

pero la palabra revolución sigue sonando equívoca ¿no?

bahia ruge dijo...

casi siempre fueequivoca en la historia, o al menos no significa lo que muchos desean q signifiquer, solo eso. Yo la leería como una licencia poética, nada más.