sábado, 2 de agosto de 2008

La pregunta es la siguiente:

¿La ley Sarmiento
(ley vieja pero vigente que se ocupa de la protección de los animales domésticos)
puede, acaso, traer problemas legales a los zoofílicos argentinos?

13 comentarios:

La puta que (te) coje dijo...

No te preocupes, conozco un muy buen abogado...

ÁNIMAL PRINT dijo...

Sho lo dudo mucho, por el artículo 19 de la constitucion, que dice que las acciones privadas de los hombres están reservadas solamente al juicio de Dios y no pueden ser juzgadas.
Habría que ver si consideramos por ejemplo una gashina (viva), junto a ese hombre constituído en ciudadando, esa acción deja de ser privada. Sho creo que no, porque las gashinas son como cosas.

leo p dijo...

Esa pregunta es irrelevante para quienes no lloramos cuando matan a la mama de bambi. En lo que a mi respecta Sarmiento se puede empomar a Mr Ed. Me chupa un huevo.

pd La barcelona tambien hace chistes de zoofilia cuando no se les ocurre nada.

paseador dijo...

La Barcelona, o "Barceloneta de los esteros", es un ave muy cogible, sobre todo en verano.

Jorge Mux dijo...

Los zoofílicos, cuando comentan, no se loguean.

Mauro A Fernandez dijo...

mux:
no hablaba de de loguearse ni nada virtual. hablaba, justamente, de zoofilia.
deje de ir a fiestas bloguers querido, que ahi le dan drogas en brownies y después me confunde la zoofilia con hablar de zoofilia por internet!

Jorge Mux dijo...

Me refiero a los comentarios anteriores al mío.
Pero puede ser que me confunda; desde que comí brownies locos la percepción se me ha alterado.
Un abrazo.

Ajenjo dijo...

Mux ¿solo con un par de brownies? lo hacía un poco mas psicodélico, vea.

Tengo la sensación de que su primer comentario es cierto. Por las dudas no dejen animales suelto por el blog.

slds
A

Jorge Mux dijo...

Ajenjo, ¿quién dijo que fue sólo un par de brownies?

(Es cierto, fue sólo un par de brownies)

paseaDora dijo...

¿algun abogado que responda la pregunta? la verdad que lla duda del post nos dejó preocupados, a mi colie y a mi.

leo p dijo...

1- Paseadora, me consta que lo de tu collie y Fernandez es consentido, de modo que no hay nada de que preocuparse. "...que decidan por ellos/que se equivoquen/ que crezcan y que un dia/nos digan adios..."

2- No, no, no.
No entiendo lo de Mux y Psicodelia en la misma frase. Sépase que estos términos, Mux y Psicodelia, son rabiosamente autoexcluyentes.
No existe ni puede existir jamás un "Mux Psicodelico" como tampoco existe la "inteligencia militar", por citar a Marx.
(Que quede claro que la cita es arbitraria y solo ilustrativa y que en ningun caso pretende acusar o exculpar a Mux ni de militar ni de inteligente)
Ni de Grouchismo Sandoziano, si se me permite el neologismo.

3- ¿Cual es la Enterpraise edición limitada o el autografo de Leonard Limoy firmando "Sr spock" de los encuentros de bloggers?

4- ¿Los trekkers hacen voto de castidad o es solo otra desafortunada coincidencia?

5- Los trekkers que son bloggers, ¿Como se llaman? ¿Y los bloggers que son trekkers y hakers y flogers y crakers? ¿Uno, es mas feliz cuando se vuelve algo que termina con "er"?

6- Potra, Yegua, potro, gata, gatooo, perra, una bestia, una aniiiimal, anaconda, te ensarto como a un toro, tortolitos, mirame la palomita, un toro, burro, sobar la gallina, el ganso, la bataraza, etc.
Todo un imaginario zoofilico la coitolalia argentina, no?
Cita obligada. Tret Reznor- Closer:
"...I wanna fuck u like an animal..."

7- Comete un bagre con hambre y despues me contas si le sentiste gusto a barro...
Aforismo gastronomico-zoofilico

Jorge Mux dijo...

Parece que Leo P. me conoce.
Y creo que no lo conozco a él.

Eso pasa cuando uno se vuelve muy famoso.

leo p dijo...

No sea vanidoso Mux.
Nadie conoce a nadie y cualquiera que se haya divorciado mas de una vez lo sabe. Me referia al Mux quintaescencial en cuanto a término(adivinable en virtud de su linea discursiva) y no al sujeto corporeo en si. Su respuesta refuerza mi afirmación: Mux tiene menos psicodelia que San Antonio de Areco.

Igual no se pierde mucho ni por carecer de ella ni por no conocerme a mi.