lunes, 4 de febrero de 2008

sadomasoquismo de calidad en su señal de cable

Vic Makey es lo que la prensa, los políticos burgueses y la gente distraída llaman "un policía corrupto". Los que no somos ninguna de esas tres cosas lo llamamos "un policía", dado el conocimiento de que no hay un proceso histórico de corrupción (degradación, pudrición) de instituciones como la policía, sino una función social y política que implica necesariamente lo llamado pútrido en la labor policial, aspecto que el cinismo o la buena conciencia habrán de discriminar y calificar como malo o equívoco en pos de la tranquilidad.

A propósito, no es casual que "The Shield", serie policial en la que Vic Makey es el personaje protagónico, se llame de tal manera. Éso es el sistema policial: protección, escudo. En particular, protección para aquellas clases sociales más proclives a tratar a su propia armadura como "corrupta" (mientras la asocia minoritariamente en sus negocios) contra otros sectores sociales más cercanos a ser víctimas que socios, y que eligen para el representante de la fuerza legal palabras más justas como "botón".
Estos asuntos se exhiben impúdicamente en The Shield, que es lo más verosímil que ha producido en tv el género "policial de precinto" desde aquellos tiempos en los que "Hill Street Blues" nos parecía un hallazgo.

Vic es duro y tambien vivo: trabaja en la calle, y a la vez tiene sus arreglos políticos y de negocios con varias instancias de poder, que -por supuestos- están tambien relacionadas entre si: sus jefes policiales inmediatos, narcotraficantes y lavadores de plata, legisladores, un ex policía candidato a alcalde del distrito.
El éxito de casi todos esos arreglos implica que el "equipo de asalto" de Mackey -que tiene cierta independencia- trabaje de sol a sol en arrestos indiscriminados, coimas, mejicaneadas, robos, torturas, secuestros, extorsiones y asesinatos. Entre sus víctimas principales hay una buena cantidad de negros y latinos, y hasta algún policía blanquito que se va de boca (Auque esto último -hay que decirlo- es un sacrificio moral para Vic, que considera la defensa corporatíva con la ética férrea de un médico argentino) .

En la calle, hay varias putas-amantes-informantes-traficantes-empleadas-amigas de Vic y su equipo. En un capítulo, una de ellas (tal vez la más apreciada por nuestro héroe), pasada de pasta base y asustada por la noticia de un maltratador recurrente de putas, termina en un cuarto de hotel pegándole un tiro en la espalda a un cliente, un inofensivo viajante de calzado de algún pueblito como Springfield. La puta llama desesperada a Vic para arreglar las cosas, y aquí la refinada escena S/M.
Vic sugiere que ella debe declarar defensa propia. Para parecer creible, debe demostrar que fue violentamente cojida y maltratada por el viajante, favor que de golpe le podría hacer Vic, aunque declara no animarse. En una escena cargada de remordimiento, amor, erotismo, perversión y diversión, ella ruega varias veces que le pegue, Vic se resiste un poco, pero al final cumple y le rompe la cara a trompadas, entre otras cosas. Después arregla la escena y se va.

El precinto es un lugar muy apropiado, es una vieja iglesia adaptada, un ambiente enorme con grandes ventanas en el que, en lugar de calabozos, hay jaulas de alambre traídas de un zoológico puestas en cualquier parte. Los eventuales prosioneros en sus jaulas son testigos constantes y alelados de las turbias conversaciones de los canas.

Muy a la moda, los recursos de la retórica documental, que han filtrado en la ficción audiovisual como promesa actual de verosimilitud, impregnan "The Shield": varias cámaras que simulan no querer perderse acontecimientos "en vivo", cámaras en mano que siguen de atrás a los personajes, paneos que llegan medio segundo tarde en reemplazo de la edición, poca iluminación artificial, diálogos empezados. Esta retórica, claro, todavía parece sucia. Y aqui la suciedad entona.

4 comentarios:

costa mosquito dijo...

Ok. Parece bastante interesante... Dime dónde y cuándo dán esa serie.

mauro dijo...

en AXN, casi todos los días, a la noche.

ENSUIT dijo...

¿NADIE VIO ESTA SERIE? ESTÁ BUENA

casi dijo...

pobres