lunes, 16 de julio de 2007

LOS BUENOS Y LOS MALOS

Supongo de antemano que la verdad será otra, pero no importa. Cerca de ciento cincuenta años atrás, en estas tierras, que un grupo de indios organizados, aguerridos, furiosos y con toda la razón del mundo atacara a un asentamiento era algo muy malo, tan malo que los pobladores aún no tenían palabras para definir exactamente lo que eso significaba, por lo tanto optaron por agrandar la expresión MALO y a estos ataques los bautizaron como MALÓN.

Siempre me llamó la atención la sordidez de la palabra MALÓN con su elemental y clarísimo significado.

Con el tiempo y el acceso a diccionarios, inversamente proporcional al número de indios, se hallaron otros términos y ya no hizo falta modificar palabras comunes, por lo tanto se buscó ser más específico tras la primera división de las cosas entre buenas y malas, entonces aparecieron decenas de vocablos concretos que delimitaban a los acontecimientos con mayor detalle.

Algunos se aprovecharon de tanta especificación y desacreditando a la raíz de lo que encarnaban se hicieron pasar por lo que no eran.

Abundan los ejemplos políticos históricos.

Los chicos dicen que algo o alguien es bueno o malo con absoluta certeza.

Ahora parece haber una sospechosa vuelta a las bases. El slogan del candidato ganador en la ciudad más importante del país es “va a estar BUENO Buenos Aires”, la nueva campaña de Coca Cola reza “está BUENO hidratarse” o “tomá lo BUENO”, la muletilla de Diego, uno de los principales participantes de Gran Hermano (30 puntos de raiting en Argentina) es “No seas MALO”, la frase repetida hasta el hartazgo por uno de los principales referentes deportivos del país, Horacio Pagani, es “Seamos BUENOS entre nosotros” (que además es el nombre de su página web), y hasta “Síganme los BUENOS” utilizó en campaña algún candidato a presidente de un país caribeño sin pedirle autorización a Gómez Bolaño de corriente opuesta.

Para terminar me quedo con un renglón del testimonio de una sobreviviente del Genocidio Armenio.

Sabiendo que los habían matado, torturado y expulsado a través del desierto, la viejita repetía como un niño: “Son malos los turcos, son muy malos”.

(La ilustración pertenece al artista plástico Carlos Alonso)

14 comentarios:

Mauro A Fernandez dijo...

1.
LA AGUJA DE PERDOMO
Una de las ocho miradas de Perdomo -ésta es la fina y larga- tira, engancha y enhebra puntas del habla algo cristalizada.
Y encuentra lo que en principio parecen unas maneras de reduccionismo moral al día.
Propónenos el autor entrar a la ética con un gesto político. Asuntos inseparables y mutuos inclusivos -ética y política- que siempre son materia de digestión para el Submundo. ¡Qué bueno!

2.
PREVENCIONES INNECESARIAS
Descartemos preventivamente posibles cuestiones a seguir una vez dado este comment, en el intento de perder menos tiempo y ver si se discute:
2.1. sin duda, lo que señala Perdomo conlleva un sentido sobre el que pueden pensarse estados culturales y sacarse alguna conclusión;
2.2 ya que digo "estados culturales" fluctuaré, sin mucho cuidado científico en mis consideraciones, entre lo "moral" (más inmediato, temporal y flexible) y ló "ético" (más político y abarcativo).
2.3. La moral, y su organización en cuerpos éticos, es fluctuante en la cultura, sincrónica y diacrónicamente.

3.
EL MIEDO COMO MOTOR DE LA ÉTICA
Las hipótesis -parecidas a otras que ya hube anotado por aquí- serían masomenos estas:
3.1 es propio de la época -por motivos remanidos- la reelabolación de las ideas modernas, con el consecuente arrastre y debilitamiento de la potencia ética de tales ideas.
3.2 es propio de la época la disolusión de la idea moderna -residual- de lo divino, y su consecuencuente ejercicio de relativización de la moral propuesta por lo religioso organizado.
3.3 como consecuencia de lo descripto en 3.1 y 3.2, se genera en la cultura - que siempre tiende a "capturar" y ordenar en escalas de valores principios que la confirmen y sostengan- una sensación de inestabilidad, de duda.
3.4. tal instancia de duda genera una reacción que podría expresarse así: lo malo y lo bueno existen, deben exitir de manera clara, recortada y presente, deben llenarse de sentido.
Tal movimiento de duda (y en particular el miedo pertinente a la duda) produce, en buena medida, los enunciados que Perdomo hila y postea aqui.

4.
RELACIONES
4.1. (Me disculpo por la impudicia de la cita propia y por el abuso de la ajena).
"Ahora que llegó el futuro, hay que volver a cargar el presente", dice el ensayito que postié sobre erotismo.
Vuelvo a la elaboración de lo moderno: "el futuro llegó como vos no lo esperabas", entonces, habrá que llenarlo de presente.
Un presente moralmente fácil y esquemático parece la reacción más al alcance de la mano. La mano más a mano resulta ser la derecha, como siempre maniquea.

5.
El maniqueísmo no puede dejar de ser banal, es una ventaja que nos deja para leerlo y despreciarlo ¡Qué bueno!

María dijo...

Por grandes post como éste de Perdomo o comentarios como el de arriba de Fernández, El SubMundo del Espectáculo ("el submundo") es un blog de culto que siempre sorprende, inteligente y referenciado. Felicitaciones a sus columnistas, por parte de una lectora (vieja) de la segunda hora.

<—X— dijo...

Muy bueno el post, pero sin querer restarle autoridad, la Wikipedia dice que la voz «malón» es de origen mapuche. Sólo una aclaración. Un saludo.

mauro a. dijo...

QUESTIONS ABOUT HOUSE
Y ya que hemos mencionado bastante a House, y que parece gustarnos a todos:
¿House es bueno o es malo?
¿Por qué es lo que es en cada caso?
¿De acuerdo a qué sistema/s éticos es tal o cual cosa?
¿Por qué -en caso de que resulte malo (o bueno)- es un héroe?
¿Cuál es la relación del éxito de la serie con estas consideraciones morales?
¿Ejemplos de héroes televisivos actuales o pasados en relación comparativa con House?

Jorge Mux dijo...

Bandana estuvo a punto de publicar un texto sobre House; el problema es que no tuvo tiempo (o se olvidó) de escribirlo. Pero dice que pronto lo va a hacer.

Alargado dijo...

House es absolutamente bueno.

En cada caso es bueno, hay casos en los que parece malo pero siempre es por una causa justa y noble.

No hay sistemas éticos en la televisión y en la vida real debería haberlos.

Es un héroe por que siempre salva al paciente en el último momento.

El éxito biene por los casos jodidos que tiene que enfrentar House y su equipo de colaboradores.
Si hacen un programa acerca de un consultorio de pediatria no tendría tanto éxito.

Un héroe con estas características pordrías ser Martillo Hammer.

lidia dijo...

Algo no cierra si se mete un absolutamente para decir si House es malo o bueno.
House es malo: falsifica firmas para conseguir su droga, iba a hacerle creer a unos que tenía cáncer (a unos que podían aplicarle un tratamiento contra el dolor), para evitar hacerse cargo de casos aburridos ofrece plata a las personas que se vayan de la guardia sin ser atendidas.
House es bueno: le hace ver a un señor que su hijo prodigio del piano merece la operación que va a sacarle su don pero va a permitirle manejarse en la vida, actúa de cómplice en el suicidio de otro señor para que mediante donación de órganos se salve su hijo enfermo.
Etc.
Si House es un héroe no es tanto porque salva a la gente sino porque resuelve los enigmas que permiten salvar a la gente. También porque desafía cuestiones legales que entorpecen. Y también por esa manera que tiene de ser bueno, arriba ilustrada con un par de ejemplos.
House es malo y es bueno y hace uso de un sentido del humor maldito para decir cosas ciertas, molesta a la gente pero hace caer la ficha. Y además sabe todo.

Pandora dijo...

House es muy bueno siendo malo. Héroe en tanto es el malo que todos queremos ser,y tan bueno siéndolo!...
Y se le disfruta y se le permite gracias a su inteligencia y su eficacia.
Y para los más pacatos... gracias a su discapacidad...

la llorona dijo...

lo que se está escapando es la pregunta: House es bueno o malo para QUIEN? o, como bien indica el sr. Fernández, de acuerdo a qué sistema ético es tal o cual cosa?
Ni House es malo porque trucha recetas, ni es bueno porque salva vidas. Esto es claro para cualquier seguidor de la serie y es justamente lo interesantísimo de la misma: las categorías son laxas, se juntan, se frotan, se repelen y no alcanzan en sí mismas para definir identidades. Pero House tiene un rasgo que lo distingue absolutamente de cualquier otro personaje: la denuncia constante e irrenunciable de cualquier acto de hipocrecía (o moral pacata, como más les guste). Y en este aspecto el uso que hace de su discapacidad es repugnante y maravillosa al mismo tiempo.
Yo arriesgaría que House no es un héroe sino un antihéroe. Los valores que encarna se oponen a aquellos que la sociedad defiende; vive de acuerdo a su propio código moral, el cual se manifiesta no tanto en los fines de sus acciones sino en los métodos que elige para alcanzarlos. House es el personaje más miserable de todos: antisocial, desagradable, cruel, patético y, por si fuera poco, portador de una lucidez ¿envidiable?.
Un amigo me dijo una vez que la lucha de House adquiere rasgos universales porque su enfrentamiento no se limita a Cuddy, las autoridades, la sociedad misma o la ética consensuada.
House se enfrenta a la Muerte, aquella no encarnada, la que viste parca, y la vence una y otra vez a lo largo de los capítulos. Pero sabe, porque no es ningún boludo, que es una batalla que está destinado a perder. Y es aquí donde se filtra la verdadera tragedia.

el pez soluble dijo...

remito a post de fernandez sobre house en este mismo blog, agosto del 2006, ver en etiqueta "televisión".

jenriyeims dijo...

Quince dias sin posts...
Murió el sub?

el pez soluble dijo...

el músculo duerme, el submindo descansa:

mauro a. está internado en un clínica rara en ontario, canadá,
rosa organiza la fiesta de 16 de su nieta,
mux está en cama hace 2 mses por un empacho con ensalada de lechón,
perdomo prepara 7 novelas y 4 discos nuevos,
bandana triunfa como actriz de telenovelas en israel,
ana san marin hace la calle para mantener a sus dos hijitos discapacitados,
restelli está muy ocupado como agente de prensa de perdomo que prepara el lanzamiento de 4 discos y 7 novelas,
usabiaga escribió un buen post una vez pero ahora hace arreglos a toda velocidad para el nuevo cantante de su grupo de tango,
fede... nunca se supo mucho de él.

pero me contó gatubellita, que los conoce a todos muy íntimamente, pronto todos vuelven con unas ínfulas de la puta madre.

El buchón dijo...

¿Y mux qué tiene que ver acá?

billyjames dijo...

Si, estamos en un cementerio.