miércoles, 14 de marzo de 2007

EL MEJOR CORTO QUE VI EN MI PUTA VIDA (5) ADEMÁS ¿ POR QUÉ ESCRIBE MAL ARJONA?

Llegó el quinto video de la saga del “Tío y el Sobrino”, el de hoy se titula “Durmiendo una siesta con el Tío” y quiero contarles que entre los cuatro videos anteriores ya se han sumado ¡DOS MIL DESCARGAS! (¿Cuántas salas de cine llenas son eso?)

Se siguen aceptando argumentos para las nuevas sesiones de filmación en el mail o en los comentarios. Sean creativos porque la crítica se está poniendo pesada. ¡Ja!

Por otra parte, como ésta es mi columna semanal (que trae de regalo un corto) voy a plantear un pequeño debate porque parece que ahora (o siempre) todo es una simple cuestión de intenciones.

Eso es lo que se juzga en el arte contrariamente a lo que ocurre en la vida real: Las Intenciones. (Me lo imagino a Maurito con ganas de responder antes de seguir leyendo, un abrazo Maurito)

Veamos.

Habitualmente los paradigmas de los malos escritores de canciones son Ricardo Arjona o Iván Noble según el tipo de grupo en el que se discutan estas importantes cuestiones. Hasta acá posiblemente estemos todos de acuerdo, sin embargo creo que en verdad no son los peores, ni mucho menos.

Por ejemplo nunca oí recalcar lo mal que escriben canciones Cristian Castro, Enrique Iglesias, Ricky Martin, Chayanne, el de La Mosca, Django y etc. supongo que por el simple hecho de que no aspiran a hacerlo bien.

Entonces: ¿Es mejor andar desnudo que con ropa a la que se le vean las costuras?

Todo esto me tiene un poco harta, no concibo la idea de dividir a los que hacen cosas entre los que querían hacerlas bien y los que no. No es que no me moleste que se noten los objetivos no logrados, pero resulta que a los que más les jode estas falencias son los mismos que luego retiran la navaja crítica al oír (y algunos bailar) otros temas comerciales.

Por último lo mejor: Me dicen “Lo que pasa es que a Ricky Martin, Enrique Iglesias, etc. (o sea: el 80 % de la música que suena) ni siquiera se los puede criticar” ¡Claro! entonces concluyo que estas personas descuentan que Arjona escribe mejor que el 80 % de lo que se oye en las radios. ¿No será mucho?


18 comentarios:

Bandana dijo...

Creo que la letra de las canciones se vuelve un tema importante cuando el cantante pretende que ese sea su caballito de batalla. No creo que Ricky Martin ni Chayanne tengan esa pretensión. En ese caso, Ricky Martin y Chayanne logran con creces lo que no logra Arjona.
Y si no les gusta lo que digo vayanse a la puta madre que los parió.

Bandana dijo...

Váyanse a la puta madre que los parió de todos modos

Mauro A Fernandez dijo...

1. obviamente, nunca la intención es lo que vale, sino el resultado.
si se busca por el blog, encontraráse mi elocuente parábola al respecto: la de la cucharita de té y la montaña de mierda.
esto si se considera "intención" como asunto previo al objeto (canción en este caso) y no como la "intencionalidad" que el objeto comunica per se. esta "intencionalidad" es parte del sentido de la canción...etc.

2. todo tiene costura, se nota mas o menos, puede ser más o menos explícita la construcción, pero la costura se ve si se sabe mirar. todo, por lo tanto, puede criticarse. de hecho, debería criticarse, y he aquí una de las molestias de Ana ¿por que tales objetos no?

3. ana mezcla un poco dos asuntos: lo que se hace, y cómo se lee socialmente eso que se hace. chayane es pa bailar (y atención: así se propone y así se recibe, hay un contrato claro). qué voy a andar mirando las letras, se dice desde algun lugar desde cuyos márgenes bien dispara bandana.
arjona no se lee socialmente como chayane, el se propone como cantautor, hasta publica libros con versos, se supone que "dice" cosas, y por eso está en el lugar en el que sus canciones vienen a ser "criticables".
pero aqui se complica un poco: porque la popularidad de arjona lo pone al mismo tiempo en un lugar que no le exije tal cosa. su contrato es más raro, o tiene más de uno.

4. con tal panorama, ana, podemos corrernos un poco de esos lugares comunes de lectura, y tomar otro punto de vista, que nos permita observar criticamente diveros objetos que circulan de distintas maneras masomenos con los mismos anteojos.

5. observaríamos con unas herramientas iguales para todos... ¿o no?. cuestión epistemológica. depende, y aqui banadana juega otra vez: ¿incluímos -tambien para todos- las marcas que le hacen a las canciones los lugares desde donde se las lee? si las incluímos, la herramienta en cada caso es parecida, pero diferente.

6. y entonces podriamos decir: tal letra de tal cancion es una mierda o es bella.
podemos ver si esa canción sabe o no sabe a dónde (a que publico, con que contrato) va, sea mierda o bella.
incluso podemos ¿podemos? incluir cierto grado de funcionalidad social (bandana again) como una categoría estética más. ¿ y eso cómo se lleva con nuestra observación primera más "pura"?
hay que ver.

Bandana dijo...

Mauro, yo iba a mandarte a la puta que te parió pero después de tu explicación tan seria me da como cosita.

Primo Louis dijo...

No me queda otra que hcerme cargo de la discusiçon que se genera a partir de mi comment...
Me parece que el enfoque de Mauro es, para variar, útil para pensar una respueta. La respuesta parecería ser pensar la cuestión de los géneros y, la teoría, según la recuerdo, indica que hay dos maneras: como formas más o menos estables que adopta el texto (desde Bajtin sería) y por los espacios de circulación y consumo (más desde la sociología).
En este caso Mauro propone, hasta donde yo entiendo, pensar cuales son los espacios de circulación y de consumo del producto y de alli, por el uso social que se hace del mismo, definir si es relevante o no "la calidad" de las letras.
A ese analisis yo agregaría que habría que diferenciar también el hecho de quienes son "cantautores" (es decir, que "compongan" lo que cantan) o solo intérpretes (donde caería Ricky Martin, Chayanne y algun otro) y que son consumidos por esa razón. Me parece qye acá entraría la cuestión de Arjona o Noble.

La otro opción es el camino a la inversa, que pareciera ser el adoptado por Ana. Las formas de composición son igualmente horrendas en un caso como en el otro. ¿se puede diferenciar a nivel textual? Me parece que no, que hay cierta homogeneidad.
En Arjona, Calamaro y hasta en Sabina (que yo critique antes y me hago cargo) hay un abuso de rima consonante. Hay una pretensión de hablar de cosas cotidianas y una exagerada apelación a la metáfora. Creo que es el juego entre éstos elementos lo que produce la sensación de lo aberrante. La metáfora de la metáfora, haciendo encajar términos a los ponchazos obligados por la rima consonante es lo que es tan horrible.
Ahora que lo pienso eso no es tan marcado en las letras de Ricky Martin y compañia...
Bueno, nada hasta acá mi reflexión, tampoco quiero hacerla tan largo.

Primo Louis dijo...

Aclaración: Lo de la vida cotidiana y las metáforas SI funciona en Sabina (y hasta, en algunos casos, Calamaro), no así en los Noble y Arjona y esa, es mi hipotesis, es la diferencia.

Ana San Marin dijo...

Es problema del espectador eso de encasillar a un artista.

- Éste parece cantautor, fijémonos como escribe

¿Qué pasa si mañana Arjona dice que su fuerte eran las melodías?
¿Qué pasa si mañana Alejandro Sanz dice que su fuerte eran las letras?

“Chayanne es pa´bailar” dice Mauro. ¿No le estarás frustrando una incipiente carrera de letrista con tu encasillamiento? Y no lo digo solo como una ironía, ya que he visto a muchas mujeres (y algunos tipos) llorar mientras recitan esas letras de amor que al parecer “dicen exactamente lo que yo siento” Entonces las letras no eran tan secundarias en ellos tampoco.

Por otro lado yo bailo lo que quiero. Yo bailo “Señora de las cuatro décadas” y me cago en el alfil de la discográfica que elije los temas que se deben bailar.

A mí no me gusta ver las costuras, ni los hilos de los magos aunque sé que existan. Ahí radica parte del talento del artista, esconderlos delante de los ojos de todos. Y todo tiene hilo.

Ya dijeron por ahí que algunos abusan de ciertas rimas. Ah bueno, ¿De verdad querés que te enumere los vicios y resbalones literarios en los que se mueven Ricky Martin, Diego Torres, Luismi etc.?

Otra cosa: Si se es tan detallista se debería criticar también ciertas coreografías o armonías de estos cantantes (escriban o no escriban sus temas).

Por otra parte se está utilizando en estos post varias veces la palabra “pretensión” bueno, es lo que yo dije en primera media.

Como en la vida real: Los tipos con buenas intenciones son perdonados.

Anónimo dijo...

El tío ya se instaló en mi cerebro y ante cada cosa dice "¿Pero qué te dije sobre esto?" "¡así!" "No, ASÍ NO!", etc.
Siga jodiendo, Tío.

el porquerizo dijo...

odioabahiablanca.blogspot.com

Bandana dijo...

Las coreografías de Ricky Martin y de Chayanne son espectaculares. Creo que en ese punto no hay manera de hacerles mella. Saben hacer a la perfección aquello que tenga que ver con destrezas técnicas no intelectuales. Por mi parte, destaco que Ricky Martin supera con creces a CHayanne, a Luis Miguel y a otros de esa calaña. La manera de hacer desenfreno -no me atrevo a llamarlo "música"- de Ricky Martin es muy superior a la de los otros.
Si mañana Ricky dice que su fuerte eran las letras (sé que muchas de ellas, paradójicamente, se las compuso el mismo Arjona), pues bien, sería un contrasentido: él baila muy bien y sabemos que no compone. Sería raro que quisiera adjudicarse algo que no es suyo.

Pero si hablamos de Arjona, creo que es harina de otro costal. Sus costuras son diferentes. A Ricky Martin no le veo las costuras; no sobresalen, no molestan. Sus ritmos son pegadizos y pasatistas, pero me suena a producto honesto. Arjona, en cambio, pretende ser una especie de poeta. Eso es lo aborrecible. "La metáfora de la metáfora" dijo más arriba alguien: "hoy te veo cocinando algún recuerdo en la cocina" o "tengo ganas de no tener ganas" son ejemplos de ese rollo metafórico. Aunque Ricky Martin tome letras de Arjona, nadie se fija en eso: las letras, evidentemente, no son lo suyo.

Lo que ocurre con ARjona (y que no pasa con RickyChayanne) es lo siguiente: muchos de nosotros nos consideramos calificados para criticar metáforas, pero no para criticar pasos de baile. Quizás, si fuéramos críticos de danza, encontraríamos costuras (y nos daríamos cuenta de que, contrariamente a lo que dijo Ana, no están desnudos, si no que su ropa no era visible para nuestros ojos) y seguramente hincaríamos el diente en ello. Sin embargo, he escuchado a algún crítico de baile decir que Chayanne y Ricky llegaban a la perfección coreográfica (no escuché eso de, por ejemplo, Luis Miguel). ¿Diría eso un crítico de poesía acerca de la supuesta poesía d

Bandana dijo...

Blogger: no me cortes los textos, andate a la puta madre que te parió.

Ana San Marin dijo...

estoy escuchando esto "si nunca dije la verdad es porque la verdad siempre fue una mentira" ¡Grande Ricardo!
¡Esos son huevos!

Yo creo que los que bailan bien, pero bien en serio, no cantan.

La palabra "pretende" aparece en la respuesta de Bandana, y entonces estamos de acuerdo: A Arjona se lo critica por pretender.

Contrariamente a los otros.

lucho dijo...

El sobrino está leyendo un librito que se llama "Más allá del nacimiento y de la muerte", un devocional del Bhagavad-gita, que es el libro que adoran los monjes del culto "Hare Krishna". Contiene palabras sánscritas. Seguramente el sobrino debíó haberlo recibido de unos monjes que profesan este culto.

Bandana dijo...

A Arjona se lo critica por pretender y no llegar. No se valora su intención, sino su fracaso en la intención.

Mauro A Fernandez dijo...

eso bandi

pablo dijo...

Ustedes (TODOS ustedes) se equivocan. Creo...no... en realidad SÉ que la filiación artística del gran Ricardo hay que buscarla en Neruda, y no en Sabina. ¿No me creen? Pasen y vean:

Me gustas cuando menstruas, porque estás como ausente
Y todo te enajena, y te vuelves loca
Quisiera de un esquiafo, bajarte algunos dientes,
Cual coliseo romano, te dejaría la boca

Déjame con el hambre, y luego acepta el precio
Si no es por este lado, simple, por otro anillo
Eres en esas noches, intocable, como Loche
No me digas que es orín, su color no es amarillo...

pmi dijo...

bandana puteador: que te recontra

respecto de las intenciones y las pretensiones en las canciones, maricones, es una cuestion de gusto, o susto, po rla aliteración y la enumeración.

En el casó de Andrés, cada dos por tres es gusto, en el de Joaquín es vicio, a más de oficio, y en el de Arjona es broma, francamente...

Zimbon dijo...

Aguanten andress, sabina y noble.... y sus grandes letras!!!

maten a arjona!!!

Disfruten la poesía y no sean tan puristas che!

saludos... buen debate!