jueves, 22 de marzo de 2007

CON LAS CHARRETERAS BIEN PUESTAS


Una de las principales características del fascismo, por más doméstico que sea, es una terrible incomodidad con lo distinto, con esa característica peculiar del otro que nos molesta en la médula, en las tripas. Algo familiarmente extraño que pone en alerta a todas nuestras defensas y nos hace desear que lo distinto desaparezca de nuestra vista. A veces, esto se manifiesta casi hasta el absurdo.

Hace un tiempo, durante un paseo nocturno por el desértico centro de Bahía Blanca, me ocurrió algo muy absurdo. Sin saber a donde ir por un puto trago termine junto a mi pareja en un bar-boliche-pub de por ahí.

En realidad llegamos hasta la puerta del bar, el muchachito de la puerta, calzado en unos pantaloncitos de vestir, remerita negra ajustada y zapatitos de punta cuadrada (casi un vendedor de celulares), con su mejor cara de simio se nos puso en el camino.

- Son gays? (preguntó king kong)

- No (respondí)

- Sabían que este lugar es gay?

-

- No pueden entrar, es exclusivo para gays.

Y ahí comenzó una de las discusiones más absurdas e imbéciles que tuve en los últimos tiempos. Luego de consultar con el dueño (quién no quería hablar conmigo), los argumentos del monito fueron variando desde mi elección sexual hasta la elección de mi indumentaria (tan vez pretendía que me disfrace como él). Se ve que el motivo de que yo no era gay era una directiva para su proceso de selección que no nos debía blanquear.

Insistí en hablar con el dueño hasta lograrlo pero la situación no cambió. El tipo con su impronta de propietario bolichero resulto ser el rey de los orangutanes, salvo que sostenía el argumento de mi vestimenta en lugar del de mi elección sexual, aunque cada tanto, también parecía aceptar como motivo mi problemita sexual. Cuando le hable de discriminación su razonamiento fue de una imbecilidad y brutalidad estupenda: “No!, discriminación sería si vos sos gay y no te dejo entrar, cómo va a ser discriminación si no te dejo entrar porque no sos gay, además es por la ropa, no estás vestido con la onda que nosotros pretendemos”. Y cada tanto, insistía en señalar el cartel “La casa se reserva el derecho de admisión y permanencia” como si eso lo salvara de algo.

El resto es anécdota.

Lo más llamativo de todo esto es la identificación de las víctimas con los agresores. Una minoría discriminada logra tener un espacio en donde no se los discrimina pero en su espacio se reproduce la misma lógica de poder de la que fueron víctimas. Y ni siquiera tienen conciencia de eso (al menos el dueño del lugar y la gente que estaba en la puerta), compraron sordamente el argumento de los mataputos y lo repiten. La comunidad gay, si es que existe tal cosa, debería tener cuidado donde decide tomarse un trago

Nada grave ocurrió, un poco mas de lo mismo.

20 comentarios:

ultrafina dijo...

ya se de que lugar hablas. un amigo tuvo problemas ahi tambien.
al final se van a quedar sin clientela. yo creo que lo ideal es crear un espacio donde todos puedan estar sin problemas, respetando al otro, porque en ningun otro lugar de bahia blanca heterosexual, te van a dejar entrar siendo gay asumido-
pero bueno, esta es la sociedad en la que vivimos.
me parece cualquiera que no te hayan dejado entrar.

HE dicho!

Mauro A Fernandez dijo...

YO NO ESTOY DEL ORTO

a propósito de esta discusión,
si acaso hay algún putito a quien le interese mucho, recomiendo las notas que escribía gumier maier en la primera época de la revista "el porteño".

ahora:
¿cómo funciona aquí la dialéctica del amo y el esclavo?.
funciona mal. no funciona, no es - a priori- pertinente, cosa que Rosa parece pretender.

1.
¿por qué funciona mal? porque los putos estos que dice Rosa -que se supone están "abajo"- no pueden ver al patrón, al poder, al enemigo.
y, al contario, parecen simpatizar ideológicamente con él.

2.
lo que se llama minorías es un criterio político/taxonómico algo equívoco y -al mismo tiempo- un lugar social complejo.
hay un desliz ideológico - diría necesariamente burgués- en ubicarse en el lugar de minoría.

3
que las minorias requieran reivindicaciones no quiere decir que sean una clase social, con toda su historia de opresión y necesidad de libertad y posibilidad de ver desde abajo las relaciones de poder, tal como quiere (y puede) comprender marx sobre hegel.
no, porque los putos no son un grupo político históricamente "necesario".

4.
hay aqui -en el putismo defensivo que Rosa menta- un miedo fuerte que es la represión sexual, y es un miedo que atraviesa todas las clases sociales. repito a propósito esta mentirilla del discurso sobre la posmodernidad,que tanto aprecio: hay otras clases, nuevas clases, clases transversales, minorías.

5.
la transversalidad social del putismo resulta en que su ideología es la de la clase dominante.
esto que (recuerda, Rosa) discutimos una vez con Julia: primero sos del tercer mundo, despues trabajadora, despues mujer.
si no entendés eso, y lo relacionás con tu concepción del poder, te va a apretar el zapato izquierdo cuando andes por ahí.

6.
lo más democráto es el culo, poque todos tenemos y podemos usarlo, graciasadios.

7.
el punto 6, si os parece razonable, nos vuelve (nos pone de culo)al principio.
¿para que mierda hay espacios "gay friendly"?
querida Rosa heterosexual: no solo es una mierda que te encuentres ahi con esos tarados. tambien es una mierda política que existan bares gay.
podría haber bares nomás. ¿no? después cada uno vé que hace con su ojete, o con cualquiera otra parte de su encarnadura.

Mauro A Fernandez dijo...

(ps:
¿se diero cuenta que no es casualidad que mi previo comment tenga 7 párrafos?]

Rosa O'Henry dijo...

estimado Mauro, por sobre todo, gracias por tomarse este trabajo. Esto es lo que llamo yo romperse el culo trabajando. Luego de esto, algunas aclaraciones:

1- Voy a escribir algunos párrafos, seran más o menos de 7 ya que tan gentilmente usted ofreció poner el suyo.

2- Todo puede ser resumible a la dialéctica del amo y el esclavo tanto como a un código binario, pero parece algo reduccionista verlo así.

3- Sobre que a veces no se pueda ver al amo, patrón, marido o cualquiera q ocupe el lugar, no tiene la menor importancia, la conciencia no garantiza absolutamente nada, ni prueba existencia alguna.

3- Cierta ceguera garantiza algunas veces de manera infalible cierta reproducción del discurso del poder.

4- Simpatizar con el patrón me suena muy vago, cual es la diferencia entre simpatía e identificación en este caso?

5- Gumier Maier me parece un boludo, jamàs recomendaría su lectura.

6- Es cierto, podría denominarse lugar burgués el de colocarse dentro de las minorías, lástima que el uso del término burgués me suena a uso desculpabilizante burgués. Prefiero usar el término "pelotudo", suena "real" y a burgués asumido.

7- La represión sexual como tal no creo que exista, sólo existe la represión, el adjetivo es pintoresco pero nunca pertinente.

8- Primero sos peronista, después del tercer mundo, después trabajador, etc...

9- A mí me aprietan los dos zapatos.

10- Cierto, podría haber bares nomás, nada de bares gays, pero sería lo mismo, siempre sería necesario dejar a alguien afuera.

11- Un beso en el 7

Primo Louis dijo...

8. Me gustó lo de que pelotudo suena a real y a burgues asumido.

3. Adhiero a que la clasificación de bares gay-friendly es estupida. A los bares que no lo son deberían cerrarlos y a sus dueños despojarlos a una mazmorra y que se pudran en el encierro.

1. No entendí lo del amo y el esclavo (quizás no quise entenderlo), pero me gusta como escribe Mauro. Ah, no creo que las minorias sean clases, y este es un buen ejemplo (en todo caso podemos discutir la cuestión de las minorias como sujetos de acción colectiva, pero es ooooooootro tema, como diría el tío Santos).

8. La lógica de la producción/reproducción hace que mi numeración tenga que volver a empezar.

9. etc.

3. Rosa, que ganas de joder irte a pasear por Bahia Blanca, no tenías un lugar más aburrido a mano?

7. te rompi (como decían en mi pueblo.

cabrera dijo...

no terminé de leer la discusion de arriba (leí casi entera la de mauro y la de rosa)

no hay mucho para decir: más que el texto posteado no está bien escrito y que eso no importa del todo porque se termina entendiendo y que el punto de rosa es el mismo que el de mauro y es este:
"es una mierda política que existan bares gay.
podría haber bares nomás. ¿no? después cada uno vé que hace con su ojete, o con cualquiera otra parte de su encarnadura."
esa es la teca y todo lo demás (aunque pueda ser interesante) pasa por afuera.

ps: yo también tuve problemas similares a los de rosa en ese bar de calle belgrano.

Bandana dijo...

¿No dicen el nombre del bar ni la dirección por algún prurito de "preservación de intimidad"? ¡Quiero saber a cuál bar nunca voy a ir en mi puta vida!

Me alegro de que aclares muy patentemente que todo esto transcurrió en Bahía Blanca. Es palmario, tenía que ser en ese lugar (o en Punta Alta). A propósito de esto -y para darle comidilla a Mauro-, ayer 24 de marzo en el diario local (el rey de los fascistas mediáticos) no hizo mención al golpe de estado de 1976; en su lugar sacó, como nota de tapa, la adhesión de Tony Blair a la gestión malvinense de Tatcher. ¡Eso es periodismo comprometido y aggiornado, carajo!

Volviendo a este post: el texto es brillante, las reflexiones en estos comentarios han sido brillantes; esperaba algo así en el Submundo desde hace tiempo.

Por último, tengo ganas de desatar una polémica estúpida:
si Rosa y Mauro hace un tiempo pedían que hubiera bares para fumadores y bares para no fumadores, ¿por qué ahora quieren que haya bares para todos -sean gays o no-? Lo coherente sería: bares para gays, bares para fumadores, bares para dueños de torino, bares para adolescentes ex colegialas deprimidas por haberse practicado un aborto, bares para personas castas, bares para ejecutivos de la mafia del cereal, bares para personas que dejan comentarios largos en los blogs. Condición sine qua non: si en uno de esos bares entra alguien que no cumple con el requisito temático del lugar, hay que hacer como en "No Rúcula" y echarlo a recontrapatadas.

Por eso, estoy de acuerdo con el monito gay que no lo dejó tomar una cerveza gay en un lugar gay; cada uno en su sitio: los gays en bares gays, los hetero en bares hetero y los zurditos en un centro clandestino de detención y picaneados.

Bandana dijo...

¿Qué pasaba si, cuando el monito preguntó si eran gays, ustedes hubieran dicho que sí? ¿simplemente los dejaban -sin más trámite ni prueba-, o les pedían que tuvieran una relación homosexual allí mismo para que les permitan tomar una cerveza? ¿O ellos disponen de un Servicio de Prueba Gay: te hacen pasar a un cuartito con un morocho lúbrico y juguetón?

¿Con solo decir "soy gay" zafás? Si es así, ¡qué fácil es mostrar una credencial! Lo de "bar gay" se transformaría en "bar de personas que dicen que son gays". ¿Así cuidan a su clientela gay? ¿Dejando entrar a cualquiera que dice que es gay?
Yo propongo que contraten a un ex militar retirado de la ESMA (en Bahía Blanca sobran; tire una piedra hacia cualquier lugar y le pega a uno), estilo Galtieri (incluso igual de ebrio) y que el tipo pregunte con voz de vinagre: "¿sos mariquita?". Y si no sos, te echa o, si insistís en quedarte, te manda a picanear. Y si sos, te lleva al fondo y te manda a hacer cosas inconfesables (también te picanea un poco, porque el milico asocia lo de gay con lo de sadomasoquista). Pero eso no es todo; una vez superada esta prueba tienen que darte un carnet que debés presentar cada vez que entrás a ese exclusivo lugar a tomarte una Brahma de tres pesos el porrón mientras escuchás una versión remixada y mal grabada de "YMCA".

Rosa O'Henry dijo...

Estimadísima Bandana, si los bares se ponen temáticos rezá porq haya uno para personas q dejan comentarios largos en los blogs.
Es cierto que podría haber mentido y decir q soy gay, también esta la posibilidad de q realmente haya mentido al decir q no lo era. También puedo chuparme una pija adelante del muchacho de la puerta y no ser gay o ser un gay al q le da asco chuparla. En fin las posibilidades son muchas. Nada tengo en contra de los bares gays, sólo que no suena razonable q exijan un requisito de tan dificil comprobación. Si podría ser un bar exclusivo para gente tenga practicas homosexuales. con una simple fellatio en el hall del lugar el requisito estaría cumplido.
Con respecto al milico retirado en la puerta del lugar, yo lo cambiaría por un tierno sacerdote, tienen ojo clínico para detectar gays,sobre todo si son adolescentes.

PD: Ayer fui al acto de la escuelita, no había ni un funcionario allí. No solo LNP se olvidó del 24 de marzo (ademas en el caso de la gente del diario no deja de ser coherente, bah... que no haya funcionarios de este gobierno municipal tambien es muy coherente)

Rosa O'Henry dijo...

Estimadísima Bandana, si los bares se ponen temáticos rezá porq haya uno para personas q dejan comentarios largos en los blogs.
Es cierto que podría haber mentido y decir q soy gay, también esta la posibilidad de q realmente haya mentido al decir q no lo era. También puedo chuparme una pija adelante del muchacho de la puerta y no ser gay o ser un gay al q le da asco chuparla. En fin las posibilidades son muchas. Nada tengo en contra de los bares gays, sólo que no suena razonable q exijan un requisito de tan dificil comprobación. Si podría ser un bar exclusivo para gente tenga practicas homosexuales. con una simple fellatio en el hall del lugar el requisito estaría cumplido.
Con respecto al milico retirado en la puerta del lugar, yo lo cambiaría por un tierno sacerdote, tienen ojo clínico para detectar gays,sobre todo si son adolescentes.

PD: Ayer fui al acto de la escuelita, no había ni un funcionario allí. No solo LNP se olvidó del 24 de marzo (ademas en el caso de la gente del diario no deja de ser coherente, bah... que no haya funcionarios de este gobierno municipal tambien es muy coherente)

Bandana dijo...

Iba a dejar otro comentario, pero me mandaron un mail diciéndome que este blog es solo para gays.

Anónimo dijo...

Al terminar de leer el articulo solo se me vino una frase a la cabeza : No hay peor esclavista que el que fue esclavo .

Bandana dijo...

Hace un par de años hubo un acontecimiento étnico en la bienaventurada Bahía Blanca; -crisol de razas por excelencia-, se hizo un encuentro de colectividades. Requisito: ser paraguayo (o hijo de) si querés participar en nombre de la colectividad paraguaya, boliviano (o hijo de) si querés participar...etc. El problema era: ni se te ocurra participar en el baile de A si sos B, etc. De hecho se ponían bastante pesados con eso, y hasta tuvieron rencillas étnicas. Por un lado no te dejan formar parte de su comunidad (como si el origen de tus padres lo decidiera todo); por otro lado tiran mierda para las comunidades vecinas. Respetan a rajatabla un principio pelotudo (basados en una horrible teoría sobre la esencia de lo nacional) pero se cagan a tiros si no les gusta tu baile o tu traje o la connotación asociada al país donde naciste. Después, claro, uno es discriminador si hace comentarios como este que estoy haciendo ahora.

Mauro A Fernandez dijo...

respuestas a rosa
(ver más arriba)
que sigue la numeración de sus párrafos para casa asunto

2.
no todo problema político puede resumirse a ese texto de marx que muy a propósito cito,
y -por otro lado- me asombra que ud interprete la idea de dialéctica de tan fofa manera.
la dialéctica -como elemento del materialismo histórico, de análisis, y no en su confusa concepción (post marxista) de movimiento diacrónico "real"- no es un mero asunto de fáciles oposiciones de poder, tal como lo entendería apresuradamente un estudiante casi de izquierda y casi entusiasta.

3.
de acuerdo: la expresión de lo conciente (menos la enunciación de la buena conciencia) no sirve per se para definir tu idelogia ni tus posibilidades de acción, .
sabemos que la ideología es más que eso: vísceras, sensaciones, miedos, posibilidades, ascendencia y lugar de clase, etc.
pero no privemos a la conciencia se sus reales posibilidades de ser tomada, masticada, digerida. ¿no?

3
(debo repetir el 3, ud, por miedo al 7, confunde el necesario 4 con un repetido 3)
muy a propósito expreso como "simpatía" una asociación que produce diferencia.
tengo vicios etimológicos que ud conoce, rosa: no es lo mismo que se te pegue un sentimiento (simpatía = sentimiento con) que identificarse = entenderse como igual.
a favor de su argumentación en el punto 3, uso "simpatía" para deslizarme de los meros alcances de la conciencia, buena o mala.

3 bis.
si, "cierta ceguera". ok.
pero ¿mo le parece a ud políticamente mezquino dejar la ceguera como tal? ¿como si fuera una pelotudez genética o un accidente? ¿el fascismo como un problema personal?
¿no le parece màs productivo pensar en las causas y sentido de tal obnubilación?
pelotudos hay, en altos porcentajes, si. Pero ¿tan altos porcentajes no merecen -¿no nos obligan casi?- a la especulación política?
(me maree con su confusion de numeros, despues sigo)

Anónimo dijo...

Noooo, Mauro, no nos abandones!!!!

Mauro A Fernandez dijo...

gracias por el inidentificable estímulo, sigo con rosa entonces

5.
aquellos textos de gumier maier sobre putismo eran inteligentes y estaban bien escritos.
si a ti rosa no te gusta cómo pinta o cómo administra museos, es otro asunto, no seeas puta.

6.
yo soy un casi burgués no del todo asumido, y no lo suficientemente pelotudo como para dejar de tomar distancia de lo burgués

7.
en este caso diría que es pertinente hablar un poco de sexo: si primero es represion.
pero, a propósito, aquí la temática es sexual (ropa, preferencias, pertenencias) todas con perfume a testosterona.
y digo a propósito testosterona, que las tortas (no quiero pensar ahora por que) ejercen sus discriminaciones de modo más íntimo.

8.
abogo en esta oportunidad por un peronismo plumoso, descamisado, con pectorales brillantes y envaselinados a la vista deseosa del compañero...¿cómo lo ve?

9.
ya que ambos zapatos le aprietan, como al viejo, ¿no srán de cristal?

10.
yo lo diría de otra manera: siempre queda alguien afuera, y no está mal.
si no, imagínese la promiscuidad indiscriminada, rosa... como en esas series nuevas tipo viaje a las estrellas, donde coje un vulcano con un ectoplasma pecoso.

Bandana dijo...

No nos sigas abandonando, Mauro. Ahora no me escondo.

Mauro A Fernandez dijo...

pero si no os abandono!

Rosa O'Henry dijo...

Estimadísimo Mauro, un placer por el retorno a estas charlas abandonadas, Sigo:
(la numeración sólo será orientativa de mi humor del día)

7-No entiendo exactamente a qué texto de Marx se refiere. Si es por la dialéctica del amo y el esclavo, creo que no es una idea de ese señor. Lo de marx es solo una interpretación popsible de lo hegeliano, por cierto acertada para sus necesidades.

69- También ésta tan mentada dialéctica fue tomada por Lacan y la convirtió (en uno de sus cuatro discursos posibles), Valdría la pena analizarlo también desde allí ya que de represiones y discursos sexuales viene la mano según ud.

7- La materia fofa no es dogmática, se adapta, piensa. Lo contrario de lo fofo que parece molestarle, son los musculitos duros y rígidos del patovica.

69- Por supuesto que no hay que privar a la conciencia de ser tomada, masticada y digerida. Pero nop nos olvidemos que la conciencia es el material de trabajo y no quien trabaja. En este caso, hablando de masticar y digerir, creo que la boca, las tripas, el culo, son las herramientas mas pertinentes, son quienes realmente piensan en lo ideológico.

7- No creo que los putos sean una clase social, no creo que los pobres tengan culo y los ricos no o viceversa, pero si creo que los putos reproducen el discurso sobre el culo de los no putos. Y reproducir un discurso es eso, es repetir, decir lo escuchado, es convertirse en esclavo, pero en esclavo del amo representado por el discurso que se reproduce. Y en ese discurso que se reproduce, discurso fascista y discriminador son todos esclavos, sabemos q no hay amo posible entre los mortales (y volvemos a la dialéctica).

69- Y si bien todos son esclavos del discurso que pretende eliminar las diferencias, del discurso del miedo, los putos, son en este caso los que reproducen un discurso del que son victimas mas directas. De alli mi asombro por la discriminación sexual hecha en un boliche de putos, así de simple.

7- Creo que mi referencia a la ceguera no la supo leer. O le dio al texto una valorización moral que no tenía. “Cierta ceguera garantiza algunas veces de manera infalible cierta reproducción del discurso del poder.” Esto es lo q dije sobre la ceguera, lo que es absolutamente descriptivo y correcto. Lo de dejar la ceguera como tal creo q a lo sumo puede ser una tentación suya.

69- Cuando hablo de reproducción de discurso no hablo de un problema personal. La reproducción del discurso funciona exactamente igual que la reproducción mecánica del producto industrial en la que todo operario trabaja en una parte de la reproducción sin tener la mas puta idea del todo, es decir sin poder abordar ningún saber sobre lo que hace.

7- Para finalizar quiero volver a Marx y retomarlo para explicar el goce que produce la discriminación desde la idea de la plusvalía, idea de la que se apropió Lacan tan fácilmente y habló del plus de goce. Creo que es una punta interesante para analizar el tema de la reproducción del discurso fascista y el goce de esclavo al reproducir el discurso del amo. Goce necesario para que la reproducción del discurso funcione bien económicamente.

69- Como siempre, un placer,

Anónimo dijo...

Todo por un puto trago.