miércoles, 8 de febrero de 2006

LETRAS DE CUMBIA

Hoy en la mesa de Mirta Legrand (la miro porque tengo corazón) discutían Riky Maravilla y la Tota Santillán sobre letras de cumbia, repito discutían sobre LETRAS DE CUMBIA. Riky decía que había que mejorar el nivel y la Tota proponía que escucharan Intoxicados antes de criticar a Los Pibes Chorros.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

La Tota tiene razón, hay que intoxicarse antes de escuchar cumbia... sino cómo se hace?

Lorena Baigorria dijo...

Yo creo que no hay que meter a toda la cumbia en la misma bolsa. Aunque es cuarteto, las letras de Rodrigo por ejemplo estaban mucho mejor que las de muchos "rockeros cultos".

Bandana dijo...

¿Cuál es el problema con las letras de cumbia? Hay muchas despreciables, pero los invito a que escuchen: - "Una calle nos separa" , de Néstor En Bloque; - "El prisionero", de Pibes Chorros; - "Alto Flash Villa Tour", de La Base (Imperdible, porque trata acerca de un viaje turístico en una villa) - "Paisaje", de Gilda; "Y no voy a llorar", de Altos Cumbieros. "Contra la corriente", de Media Naranja. A quienes no les gusta la cumbia, pueden poner en la misma bolsa a estas canciones y pensar que es lo mismo que otras letras como las de "Laura, se te ve la tanga". Pero, así como hay matices en todos los géneros, creo que estos temas marcan la diferencia dentro de la cumbia. Y algo más: no existe "la cumbia" como un único género. Escuchen la evolución del grupo Yerba Brava (creadores de la cumbia villera con sus temas: "cumbia villera", "La cumbia de los trapos" y "pibe cantina") desde ese ritmo hipnóticamente lento hasta los más tropicales bongóes panameños estilo meneaíto. La cumbia villera, en particular, es un hallazgo importantísimo: es la banda sonora de la extrema pobreza. No podemos pretender que a nosotros, sacrosanta clase media, nos guste que hablen de cómo nos roban. Pero hay que reconocer el mérito de dar una pintura vivaz de un medio muy hostil, con el lenguaje propio de ese medio, más diseñado para la inmediatez que para el arte musical.

QuiJotE dijo...

Bandana: Compato algunos puntos de vista suyos pero voy a puntualizar, si me permite, lo que no comparto.

"la evolución del grupo Yerba Brava". Si, también evoluciona hasta el peor de los poetas ¿Y?
También un asesino serial empieza a matar mejor.

Y si existe la CUMBIA como único género ¿o acaso no son ellos mismos los que se encoluman detrás de ese título?

Y la "banda sonora de la extrema pobreza" la tocaron antes Viglietti, Atahulpa, Zitarroza, el Quinto, aunque por ahí esos discos estaban en los estantes más altos de las batas.

Bandana dijo...

Cuando hablé de evolución no quise decir que se trata "para mejor". Fue un error mío; debí haber dicho "volución". Lo que quise decir es que no hay una identidad que los englobe, más allá de que ellos mismos se agrupen bajo el mote de "cumbieros". El tema "alza las manos" de Yerba Brava sólo es cumbiero porque lo toca (¿canta?) Yerba Brava; "El viejo de la bolsa", de Damas Gratis podrían haberlo hecho Los Pericos (grupo que me parece tan básico como cualquier otro de cumbia). Aclaro, de paso, que la cumbia no me gusta; pero de ahí a encontrar sólo disvalores es un prejuicio. Eso lo lleva a usted a creer que, si no se trata de un músico reconocido (por la clase media educada) como un grande, no debemos adjudicarle mérito alguno. Pero ni Zitarrosa, ni Viglietti, ni Atahualpa,ni el Quinto son referentes de la pobreza urbana argentina (en particular, del conurbano bonaerense)de los últimos diez años que vive entre pacos y basura, y que está al margen de todo pacto social.

QuiJoTe dijo...

Bandana: Si usted lee bien mi comentario anterior verá que lo encabezo diciendo que comparto algunos de sus puntos de vista, no solo encuentro disvalores, como usted me acusa. Pero tal vez a usted le convenga un enemigo en lugar de un interlocutor válido (déjemelo en claro cuando pueda para actuar en consecuencia).
Además la idea de proponer la palabra "prejuicio" como base de su argumento lo empieza a descalificar muy de pronto y por supuesto, a dejar en evidencia.
Por otra parte de ninguna manera creo que solo debemos adjudicarles méritos a los músicos "reconocidos como grandes por la clase media educada" la música que yo escucho y aplaudo está muy lejos de las bateas comerciales, cosa que no creo que ocurra con sus gustos.
Por último le quiero decir, ya que usted parece pertenecer a ese grupo de gente que descubrió la pobreza con la Cumbia Villera ¡¡¡Bienvenido al Mundo !!! la pobreza es más vieja que las tapas de sus discos de cumbia.

Bandana dijo...

Si sólo coincide "en parte", pero en su texto únicamente señala aquello por lo cual está disconforme, señor mío, no tengo más remedio que apuntalar aquellas partes en las que está disconforme... pero ahora tengo que entender que aquello por lo cual está disconforme en realidad era aquello por lo cual "en parte" está de acuerdo conmigo. Si usted dijera en qué cosas está de acuerdo conmigo, podríamos haber empezado mejor, pero parece que la polémica le viene bien. Por otra parte, clasificar a la música en 'comercial' y 'de la otra' es un criterio bastante arbitrario.
Y, para finalizar,yo no descubrí la pobreza con la cumbia villera (eso sí que es polémica pura); digo que gran parte de la sociedad descubrió (muy a su pesar) que había gente en las villas miseria de los años noventa (lo que no implica que vivan en ranchos y coman bosta) que se puso a hacer ¿música? y a contar su vida cotidiana, y de paso descubrieron que esa vida cotidiana atentaba con los ideales de la clase media. Por otra parte, ¿cómo descubrió usted las particularidades de la pobreza? ¿Es usted un asistente social de tiempo completo o un villero? Acláreme estas dudas y dígame, para empezar, en qué está de acuerdo conmigo.

el cochi cumbiero dijo...

Faaaaaaaaaaaaa, loco!!! Faaaaaa!!!! que nivel... aca no me da pa putear...

leopoldo veres dijo...

necesidad imperiosa de reivindicar el nombre bastardaedo de "ojitos" graña. labor periodistica de vanguardia, aun cuando nos hace creer todo lo contrario. él nos mostro a dos tipos cortando merca en bolas en un cobacho del doque, mientras otro que estaba vestido nos decia (le decia a la camara oculta) estos paquetes son regalos y en la mesa podiamos ver cuatro o cinco paquetes inmaculados, puros. gracias a el pudimos saber lo que es una carcel en la frontera de paraguay, y cómo se lo trata al curepa, curepí, piel de chancho, argentino. gracias a el pudimos ver lo que es un viaje de ayaguazca en una quinta del gran buenos aires. y estoy seguro, porque creo firmemente en el, y porque es EL PERIODISTA DE LOS MEDIOS ARGENTINOS, lo vamos a ver, ahora como aquella vez, experimentando en carne propia, pero ahora los efectos del paco en la villa 31. y va a aparecer en el programa con el mismo traje pero un poco mas sucio y los ojos un poco mas negros y las ojeras un poco mas pronunciadas, y mientras dé el informe va estar pensando "en cuánto podré luquear las camaras de estos giles, cuántos pacos podre pegar con estos par de fierros? y entonces, solo entonces, la sociedad va a entender lo que es capaz de hacer el paco. solamente puedo decir una cosa: gracias graña por todo lo que haces por nosotros.

leopoldo veres dijo...

perdon, flashié flashié y me metí donde no debia. no se porqué pero en esta columna donde todos hablann de cumbia yo mandé frula frula y termine hablando de graña. graña.

estan pasando cosas raras.

le pido pèrdon a todo aquel que

MI Graña dijo...

nadie puede perdonar a Graña

Anónimo dijo...

ya pasó eso de hablar de cumbia, póngase al día